31 de marzo 2011 - 00:00

“No podemos quedar pegados a Los Pumas de Bronce”

Daniel Hourcade, el entrenador de Pampas XV, que está teniendo una actuación superlativa en la Vodacom Cup, que se desarrolla en Sudáfrica.
Daniel Hourcade, el entrenador de Pampas XV, que está teniendo una actuación superlativa en la Vodacom Cup, que se desarrolla en Sudáfrica.
La espectacular performance de Pampas XV en la Vodacom Cup ilusiona al mundo del rugby y permite soñar con el crecimiento del deporte en la Argentina. Su entrenador es Daniel Hourcade, quien en una entrevista exclusiva con Ámbito Financiero aseguró que este proyecto es fundamental para la participación de Los Pumas en el Cuatro Naciones y elogia el trabajo del polémico Pladar.

Periodista: De cara al ingreso de Los Pumas en el Cuatro Naciones (ex Tres Naciones), ¿cuál es la importancia de la existencia de Pampas XV?

Daniel Hourcade: La existencia de los Pampas es fundamental en este proyecto. El torneo Cuatro Naciones es de primerísimo nivel y se va a necesitar un número muy elevado de jugadores disponibles, de los cuales la mayoría se desempeñan en Argentina. En el exterior no hay tantos preparados y/o disponibles para ese torneo, por lo que elevar el nivel de nuestros jugadores a través del Pladar más la participación de los Pampas en la Vodacom, y de los Jaguares en otros torneos, es esencial para tener jugadores disponibles lo mejor preparados posible.

P.: Teniendo en cuenta el trabajo que se está realizando, la competencia y los proyectos a futuro, ¿se piensa en el título o el objetivo de ustedes en este momento es otro?

D.H.: El objetivo absoluto es que estos jugadores mejoren individual y colectivamente para que, en caso de ser convocados a Los Pumas, estén en mejores condiciones que las que presentarían si sólo jugaran en los torneos de Argentina. Nosotros como grupo nos pusimos el objetivo de clasificar. Es difícil, pero podemos lograrlo si mantenemos el hambre, la humildad y, obviamente, jugamos bien. No pensamos más que en el próximo partido, no nos permitimos hacerlo. Pensar más allá de eso sería un tremendo error.

P.: Teniendo en cuenta que fuiste el entrenador de Portugal en el último Mundial, ¿cómo ves a Los Pumas de cara a Nueva Zelanda?

D.H.: Los Pumas van a estar bien, el problema es el de siempre: poco tiempo juntos, llegan unos días antes de partidos tremendamente duros, con ideas de juego diferentes y con la presión de resultados. Es difícil lograr implementar un sistema de juego en tan poco tiempo, que es necesario para trabajar cada detalle; y luego es lo que falla, los detalles, que en el nivel en que juegan ellos son los que te tiran por la borda un sistema. Los rivales son de primer nivel, ellos van a tener esos meses previos al Mundial donde podrán trabajar todo: lo general y lo individual. No tengas dudas de que van a mejorar; el equipo se va a encontrar y van a dar todo como siempre lo hicieron, pero con el sistema afilado, seguramente van a poder plasmar en la cancha lo que entrenan, que hasta ahora pocas veces lo pudieron hacer. Sólo tienen seis partidos al año; es muy complicado, teniendo en cuenta la cantidad que tienen los rivales. Estamos siempre en desventaja, pero es nuestra realidad y mucho intentan nuestros dirigentes para revertir esto. El Pladar o el ingreso al Cuatro Naciones son proyectos claves y hoy, una realidad, pero esto recién empieza. Materia prima hay, en los jugadores y en los entrenadores, que tienen gran capacidad. Nosotros intentamos hacer lo mismo que los Pumas con los Pampas. Obviamente, el nivel de los rivales no es el mismo, la presión no es la misma y, fundamentalmente, el tiempo que estamos juntos nada tiene que ver con el de los Pumas, pero los tipos de entrenamientos, los códigos y la idea de juego son exactamente los mismos.

P.: ¿Crees que la gente debe esperar un rendimiento parecido al del Mundial de Francia o que se trata de una nueva etapa, como declararon varios jugadores?

D.H.: Es una nueva etapa. Lo que consiguieron esos Pumas en 2007 es muy difícil de igualar, al menos por ahora. Estamos en desventaja con respecto a los rivales y no podemos quedar «pegados» a Los Pumas de Bronce. Eso fue único, increíble y hermoso, pero va a ser muy difícil igualar. No hay que ser exitistas y aceptar nuestra realidad. De lo que no tengo la más mínima duda es de que todos, jugadores, entrenadores y dirigentes, van a dejar todo por hacer lo mejor, hasta donde se llegue. Lo importante es que hay proyectos e ideas que se implementaron y se van a implementar para modificar esta realidad y así poder estar más parejos con los rivales.

Entrevista de Pablo Mantese

Dejá tu comentario