25 de abril 2013 - 00:00

Nuevo fiscal en causa lavado (y le toca además Gils Carbó)

Guillermo Marijuan
Guillermo Marijuan
El fiscal federal Guillermo Marijuan asumió ayer la investigación en la causa por supuesto lavado de dinero que involucra al empresario Lázaro Báez y a dos financistas. Reemplazará al fiscal Ramiro González y tendrá a su cargo una denuncia contra la procuradora general Alejandra Gils Carbó por presuntas irregularidades en el nombramiento de fiscales, entre ellos Carlos Gonella, quien también interviene en el expediente desde la oficina para delitos sobre lavado. Rencillas propias del ministerio público fiscal saldrán a la luz en el expediente a cargo del juez Sebastián Casanello.

Marijuan
se encontraba en Europa por motivos académicos por lo cual su fiscalía era subrogada por González. Llegó al país ayer al mediodía y se fue del aeropuerto a su despacho en los tribunales de Comodoro Py donde permaneció toda la tarde reunido con los secretarios de la fiscalía.

El expediente atraviesa momentos decisivos. En una carrera contrarreloj, Casanello ha dispuesto una serie de medidas (allanamientos, diligencias a organismos oficiales, etc.) con el objetivo de encontrar evidencias para sustanciar indagatorias contra los financistas Leonardo Fariña y Federico Elaskar quienes si bien al principio denunciaron a Báez en un show televisivo, luego optaron por auto desmentirse.

La mayor expectativa pasa por los registros oficiales que existan sobre los movimientos financieros de Fariña y Elaskar. La recolección de esos datos no presenta grandes obstáculos sino el armado del rompecabezas final que requiere de habilidades técnicas que son externas al despacho del juez. Una situación similar a la de la causa en la cual Norberto Oyarbide investiga supuestos desvíos de fondos en la fundación de Madres de Plaza de Mayo.

Al mismo tiempo, el tramite de la causa ofrece sus propias singularidades. Elaskar todavía no tiene un abogado que lo represente mientras que Fariña nombró a Ivan Mendoza con el objetivo de resguardar la visibilidad de quien por estas horas opera como su principal asesor legal: Fernando Burlando. Este letrado le habría recomendado desmentir el contenido de las cámaras ocultas en un programa vespertino dedicado a la farándula.

Los archivos de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), a cargo de José Sbatella podrían tener un peso específico determinante. Desde 2011 la financiera SGI, expropiedad de Elaskar, y el propio financista , no son figuras ajenas para el organismo de contról.

Más compleja es la actualidad de Fariña quien ya fue intimado por los abogados de la AFIP. El ente tributario figura entre los querellantes del expediente que controla ahora la dupla Casanello-Marijuan.

Anoche Marijuan analizaba nuevas medidas o posibles diligencias. Además de la trama de supuesto lavado, debe tratar la denuncia presentada por el senador de la UCR Mario Cimadevilla contra Gils Carbó, la jefa de todos los fiscales. El documento del integrante del Consejo de la Magistratura no ofrece grandes complejidades: apela a los reglamentos ya existen y menciona una sucesión de nombramientos realizados por la procuradora que se efectuaron sin el acuerdo del Senado, como es el caso de Gonella, a cargo de la Procuraduría de Criminalidad Económica y lavados de Activos (Procelac) quien también integra el expediente.

Un detalle: los nombramientos de Gils Carbó sin acuerdo del Senado (una práctica que también utilizaba Esteban Righi), y que incluyen el riesgo de que se planteen nulidades sobre lo actuado por estos fiscales, no se comentaron en la Magistratura, sino en los despachos de los secretarios letrados de la Corte Suprema cuando comenzaron los cruces de notas para debatir el pago de ganancias en el Poder Judicial.

Los nombramietnos de la procuración responden, en la mayoría de los casos, a las nuevas oficinas dedicadas a delitos específicos.

Marijuan habría tenido otra opción además de las relacionadas con la investigación, de haber podido convocar a Raúl Plee, extitular de la Unidad Fiscal para delitos de lavado, apartado del cargo por Gils Carbó que prevé para Gonella una causa cuyo eje suele ser el tema favorito de discusión de la procuradora: la investigación de corporaciones empresarias.

Dejá tu comentario