Operación salvó vida de Clinton

Edición Impresa

Nueva York - El ex presidente estadounidense Bill Clinton fue hospitalizado ayer en la ciudad de Nueva York y sometido a una intervención coronaria, denominada angioplastia, tras sufrir dolores de pecho. Este tipo de operación consiste en desobstruir las arterias mediante un catéter para después colocar una malla de acero expandible («stent») y así evitar que los vasos no se vuelvan a tapar. En este caso, parece que la arteria de Clinton se atascó a la altura de uno de los by pass que le habían practicado hace seis años.

«El ex presidente Bill Clinton fue internado al Campus Columbia del Presbyterian Hospital de Nueva York luego de sentir dolor en el pecho», indicó en un comunicado Douglas Band, asesor del político demócrata. «Tras una visita a su cardiólogo, fue sometido a una cirugía para colocar dos stents en una de sus arterias coronarias. Está de buen ánimo y continuará concentrado en el trabajo de su fundación y en los esfuerzos de ayuda en Haití para la recuperación a largo plazo», agregó. Clinton fue presidente entre 1993 y 2001 y, al igual que muchos estadounidenses, mantiene una lucha contra el sobrepeso. Tras su primera operación, los médicos habían afirmado que los habanos, el exceso de horas dedicadas al trabajo, su historial médico familiar y la pasión por la comida chatarra colocaban al ex presidente, de 58 años, al borde de un ataque al corazón.

Agencias Reuters y EFE

Dejá tu comentario