OXÍGENO POR FAVOR.

Edición Impresa

Ángel Di María con el spray de oxígeno en pleno partido. Fue cuando salió porque le pisaron un brazo. El volante de Real Madrid fue uno de los que más corrió y pareció no sentir tanto los efectos de la altura. El otro que tuvo un gran despliegue fue Javier Mascherano, que en una de las últimas jugadas del partido cayó al suelo y parecía que no podía levantarse.

Los jugadores argentinos hicieron un gran esfuerzo físico en la altura y al término del primer tiempo y del partido les dieron oxígeno en el vestuario.

Muchos terminaron con mareos y dolores de cabeza, pero con el deber cumplido. La Selección dejó una buena imagen y volvió a sumar 4 puntos de 6 en la serie que lo tiene de puntero.

Dejá tu comentario