Para la Bolsa, nada pasa

Edición Impresa

Con el impulso del discurso del titular de la Fed, Jerome Powell, la suba de los precios del petróleo y los metales, los tres índices de referencia de la Bolsa finalizaron en positivo. El titular de la Reserva Federal en la conferencia de banqueros centrales en Jackson Hole, Wyoming, comentó "que las alzas continuas de las tasas de interés por parte de la Fed son la mejor forma de proteger la recuperación económica de Estados Unidos y mantener el crecimiento del empleo lo más fuerte posible, con una inflación bajo control".

El Índice Dow Jones de Industriales finalizó en 25.790,35 puntos, subiéndole 0,52%, el S&P500 se situó en los 2.874,69 puntos ganando el 0,62% y el Nasdaq Composite apreciándose el 0,86% llegó a los 7.945,98 puntos.

Por su parte, también las Bolsas europeas cerraron en alza: Londres ganó 0,19%, Fráncfort 0,23%, París 0,24%, Milán aumentó 0,65% y Madrid subió 0,23% .

¿Juicio político? Mencionamos hace poco una entrevista que se le hizo al primer mandatario por el tema de la condena, el 21 de agosto, del exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, y de una declaración de culpabilidad de su ex abogado, Michael Cohen. Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de verse envuelto en un impeachment por este tema él respondió: "Te diré algo, si alguna vez me someten a un juicio político, creo que el mercado colapsaría. Creo que todos serían muy pobres. Estrategas de inversión predijeron que las acciones podrían caer entre un 5% y un 20%", ante este panorama.

¿Merece Trump crédito por el mercado alcista? Él cree que sí.

El S&P 500 se encuentra a una escasa distancia de su máximo histórico, con más de 3.450 días de racha "alcista" récord de todos los tiempos. A pesar de que este récord incluye la mayor parte de la presidencia de Obama, Trump se atribuye el mérito de la fortaleza del mercado bursátil luego de recortes de impuestos y retrocesos regulatorios. Según analistas, esas políticas han beneficiado al mercado, pero dijeron que Trump no es clave para su continuación, porque éstas cuentan con el respaldo del Congreso. En el peor escenario, podría enfrentar una eventual destitución después de un juicio político y las votaciones decisivas de ambas cámaras del Congreso.

Sería sucedido por el vicepresidente, Mike Pence.

Dejá tu comentario