Para sacarse chispas

Edición Impresa

Sharks es un equipo muy parejo en todas sus líneas, que da pocas posibilidades, por lo que será importante estar atentos y aprovechar las situaciones para marcar. En defensa son muy duros y cuentan con buenas armas en ataque. Imagino un partido similar al que jugamos ante Western Province, señaló el apertura de Alumni, Santiago González Iglesias. Es que justamente el rival de turno promete ser un hueso duro de roer. Su campaña indica que viene de vencer al siempre difícil Eastern Province por 28 a 18 y que apenas perdió 2 partidos, esto lo ubica en la segunda posición por un punto encima de Los Pampas.

Estamos muy metidos y encaramos este partido como si fuese el último, dado que puede serlo. Para nosotros es una final, es un encuentro definitorio, ante un gran equipo. Estamos todos muy motivados y seguramente eso nos dará un plus; vamos a dejar todo para lograr el objetivo, completó González Iglesias.

El equipo de la dupla Hourcade (no estuvo presente el pasado fin de semana porque se volvió al país por cuestiones persona-les)-Reggiardo mostró una gran cantidad de variantes en ataque a lo largo de los partidos. Además fue logrando que la defensa sea más agresiva. Aún así, sigue siendo una preocupación la cantidad de infracciones que realiza. Este será un aspecto a trabajar para el staff técnico que tendrá para este partido al Chino Turnes en lugar del tucumano. Otro ítem que suma de manera positiva es la gran personalidad que viene mostrando el equipo en situaciones adversas. No tan sólo dentro del campo de juego, sino también fuera de él, en donde se fueron sucediendo las bajas por lesiones y cuestiones de índole personal que afectaron a algunos jugadores del plantel.

Quizás este partido contra Sharks sea el comienzo de una serie de difíciles pruebas que deberán pasar Los Pampas.

La etapa de definiciones en la apasionante Vodacom Cup se acerca y la última curva del campeonato ya se divisa. Con paso firme y seguro va el combinado nacional hacia la meta. El sueño del bicampeonato sigue latiendo en Sudáfrica.

Dejá tu comentario