Paro sorpresivo

Edición Impresa

Los trabajadores de la línea C del subte realizaron ayer un paro sorpresivo que se extendió desde las 10 hasta las 23 en rechazo a las agresiones que sufrieron un guarda y un conductor por parte de usuarios, por las demoras en el servicio que ocasionan las obras de ampliación de la estación cabecera Constitución. Al cierre de esta edición Metrovías informó que existía un principio de acuerdo y se esperaba que para hoy el servicio esté restablecido.

Dejá tu comentario