Peligra alianza UCR-Carrió por no encabezar la boleta

Edición Impresa

Elisa Carrió logró alterar el ánimo político de propios y ajenos con su decisión de no encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales por la Capital Federal el 28 de junio. Ni siquiera se conforma su tropa con tenerla de segunda detrás de Alfonso Pray-Gay y así, en plena batalla electoral, causó un efecto interno de baja de guardia que intentará remontar en las próximas horas. Sus contrincantes, en cambio, festejaron la decisión, tanto el macrismo como otros candidatos con menores chances que creen poder ascender en la grilla de resultados sin la chaqueña a la cabeza de la competencia.
Pero los que se declararon en combate, inmediatamente después de conocer la decisión que Carrió terminó de tomar el miércoles por la noche, fueron los radicales, con los cuales la Coalición Cívica cierra una comunión para las boletas y, en la Ciudad de Buenos Aires, comenzó esta misma semana a compartir criterios de campaña y criticas a Mauricio Macri.
El propio Gerardo Morales, quien no podía distraerse ayer de la sesión en el Senado por el adelantamiento electoral, anunció a los radicales que ya estaba tramitando una entrevista urgente con Carrió.
El titular de la UCR Capital, Carlos Más Vélez, también apeló a la agenda de la ex diputada para pactar una cita la semana que viene. «Nosotros no opinamos sobre la decisión de quiénes son los candidatos de la Coalición, como tampoco ellos opinan de los nuestros, pero sí queremos hablar de cuál es la mejor estrategia electoral conjunta para la Capital Federal», explicó el dirigente, quien, además, busca un acuerdo en la UCR porteña que permita la definición de candidaturas con lista única que evite las internas.
Lo cierto es que Prat-Gay no llega a entusiasmar como rival de Gabriela Michetti para la captura del voto antikirchnerista en el distrito porteño, tanto como Carrió, al punto que ayer se reunían a solas -sin la dirigente- los carriositas para ver la oportunidad de volver a debatir la cuestión. Hasta se pensó en la posibilidad de que Carrió encabece una lista a legisladores porteños, algo que rechazaría de plano la titular de la Coalición Cívica.
«Queremos saber las verdaderas razones por las que no quiere encabezar», confiaron ayer en el radicalismo, desde sectores que piensan que la idea de entregarse más a una campaña por el país no sería la razón por la cual Carrió deja de encabezar la boleta. Tampoco en la UCR se desaniman por una derrota, ya que vienen experimentando varias consecutivas en la Capital Federal; por eso, desconfían de que sea una muestra de debilidad por temor a salir en desventaja con respecto al macrismo, lo que hubiera movilizado la decisión.
Ayer mismo, los dirigentes de la Coalición Cívica se entregaron a un debate acalorado en la sede del Instituto Hannah Arendt. Estuvieron allí representantes de la mesa nacional y porteña como el legislador Enrique Olivera, Gerardo Conte Grand, Diana Maffía, Sergio Abrevaya, Fernando Sánchez y Carlos López Iglesias. Ninguno terminó de aceptar conformarse con que se postule segunda para acompañar a Prat-Gay. Los más extremistas directamente proponían «que se presente de primera o que no lo haga». Esa declinación tiene que ver con reforzar la candidatura de Margarita Stolbizer en la provincia de Buenos Aires. Cree Carrió que deberá caminar por toda la provincia para sumarle votos a esa candidata que competirá contra Néstor Kirchner y Francisco de Narváez. Para otros grupos, la estrategia los llevaría «a perder en los dos distritos». Pero el argumento más fuerte de Carrió es su visión apocalíptica de la crisis, situación en la que les dice a los suyos que no quiere hablar de elecciones, porque piensa que «el clima de violencia» que siente se ha desatado terminará frustrando los comicios.
Ayer Prat-Gay ratificó su candidatura como cabeza de lista en las boletas porteñas de la Coalición Cívica y consideró que las próximas elecciones legislativas serán una «prueba» hacia las presidenciales.
«Carrió logra muchos más votos recorriendo el país que en Capital», sostuvo para avalar esa estrategia

Dejá tu comentario