Piden en Viena restitución del cuadro más famoso de Vermeer

Edición Impresa

 Viena - El óleo sobre lienzo más grande del artista holandés Johannes Vermeer, «Alegoría de la pintura» (también llamado «El taller del artista»), podría dejar de decorar las imponentes paredes del Kunsthistorisches Museum (Museo de la Historia de Arte) de Viena. A petición de la familia austriaca de origen judío Czernin, el renombrado abogado vienés Andreas Theiss ha exigido al Estado austriaco la devolución de la famosa obra.

De sobra se sabe que el cuadro más famoso del «maestro de la luz» fue vendido en 1940 a Adolf Hitler por su propietario Jaromir Czernin, que recibió del Führer 1 millón de Reichsmark, a pesar de haberle pedido dos millones. Esta cantidad le pareció demasiado alta a Hitler. «Pero yo ya sé cómo conseguir este lienzo a mejor precio», le comentó al fotógrafo Heinrich Hoffmann. Czernin malvendería el cuadro para impedir su envío a los campos de concentración.

Fue una venta forzosa que le salvó la vida a él y a su familia. Hitler ya se había encaprichado con el cuadro en 1935 y tenía pensado colgarlo en el colosal Museo de Arte de Linz que jamás se llegó a realizar. La familia y su abogado sostienen que fue una venta forzosa, independientemente de la cantidad que recibiera del líder nazi. Además, se sabe que Czernin tenía pensado vender el cuadro a otra persona, venta que no tuvo lugar ya que las tropas de Hitler ocuparon antes el país alpino.

De momento, el gobierno austriaco ha convocado a la comisión que estudia la procedencia de las obras de arte que cuelgan en los museos de este país. Gracias a la investigación de esta comisión, varias familias judías, como la de Maria Altmann que recuperó cinco cuadros de Klimt del Belvedere o los Rotschild que se han beneficiado de la devolución de más de 4000 objetos de arte, han visto prosperar sus peticiones de devolución.

La «Alegoría de la Pintura», que desde 1946 cuelga en el KHM, podría ser restituido a la familia o, a cambio, el museo debería pagar la elevadísima suma del valor actual del lienzo, siempre y cuando la comisión llegue a una conclusión que favorezca la causa de la familia Czernin.

De las 37 obras que se atribuyen a Vermeer (1632-1675), «Alegoría de la pintura» es la de mayor tamaño y se considera como el legado del artista a la posteridad. Su obra más conocida es «La joven de la perla», pintada hacia 1665. Dado el escaso número de sus pinturas, no existe prácticamente un mercado. El último cuadro vendido del artista fue «Dama al virginal» (25,2 por 20 centímetros) en julio de 2004 en la casa de subastas «Sothebys» por 42 millones de dólares.

Agencia EFE

Dejá tu comentario