1 de noviembre 2013 - 00:44

Por el cepo, evalúa cerrar Forexcambio

Por el cepo, evalúa cerrar Forexcambio
El cepo cambiario podría cobrarse en poco tiempo una nueva víctima. Forexcambio, una de las dos casas de cambio más grandes del país, resolvió la semana pasada reducir al mínimo sus operaciones y evaluar, entre otras opciones, el cierre definitivo. La entidad conserva hoy sólo 30 empleados de los más de 100 que tenía antes de octubre de 2011. Y sorprendió el último 23 de octubre a las agencias de turismo al anunciarles que ya no realizará transferencias por los consumos de los argentinos en el exterior.

La decisión es, según confiaron ayer desde la empresa a Ámbito Financiero, parte de un plan bastante más drástico y preocupante por el que culpan directa y expresamente al Central y al Banco Nación. "Hemos dejado de operar prácticamente en muchos aspectos del negocio, entre ellos el código de turismo. Estamos replanteando nuestros negocios y no descartamos ninguna opción de cara al futuro", contaron. La respuesta quedó a tono con una desesperación que afecta hace meses a todo el sector. Y en el que, ahora, Forexcambio es sólo la más reciente de las víctimas.

La compañía, propiedad de los hermanos Guido y Ángel di Carlo, había quedado en el sector como la segunda casa de cambio más grande del país, luego de que a mitad de año el Banco Central resolviera revocar a Alhec Tour la autorización para operar. Y esto a pesar de que ya el año pasado había realizado una primera reestructuración al cerrar todas las sucursales y despedir a casi la mitad del personal.

Las razones son ya conocidas: la inédita prohibición a la compra de dólares que impuso el Gobierno, en octubre de 2011, desató inesperadamente la mayor crisis de toda la historia argentina para las 35 casas de cambio. Redujo desde entonces a una cuarta parte los negocios, desde los u$s 1.600 millones a los u$s 400 millones mensuales (ver infografía); obligó a una docena de compañías a pedir al Central la suspensión para operar (y evitar así cumplir con los altos costos de la regulación); y empujó a la mayoría de las restantes a achicar su actividad y despedir a más de 1.500 empleados.

Ayer, ante este diario, Forexcambio atribuyó su decisión al efecto que produjeron sobre sus negocios las fuertes restricciones cambiarias: "Las causas son el cepo cambiario, una merma significativa de los negocios, acoso creciente al sector con sumarios y multas impuestas por el Banco Central, problemas con bancos corresponsales que no quieren trabajar con casas de cambio, y una mayor competencia con bancos locales. Esto se agravó en las últimas semanas porque el Banco Nación (único corresponsal que acepta casas de cambio argentinas) decidió cambiar su sistema produciendo innumerables demoras y costos", dijeron. Su destino podría ser, dramáticamente, el de integrar la larga lista de casas de cambio que murieron en la Argentina del cepo: Alhec Tour; Cambio América, Aeromar, Italtur, Cambio Norte, CambioTrade, Travel Global Exchange, Saseg, Argencamb y Libres Cambios.

Dejá tu comentario