Positivo: hombres del moderado Toledo cercan a O. Humala

Edición Impresa

Madrid - El expresidente peruano Alejandro Toledo se mostró ayer resuelto a asumir un papel de apoyo «vigilante» de la democracia del país, pero sin ocupar ningún cargo en el futuro Gobierno de Ollanta Humala, ni ofrecer «un cheque en blanco». Aun así, la prensa local reveló que miembros del entorno del exmandatario formarían parte de la próxima administración.

«Alejandro Toledo no participa para nada, no pide nada y no va a asumir nada, porque yo ya fui presidente. Quiero tener la autoridad moral para poder ser vigilante apoyador de la gobernabilidad para que los esfuerzos de diez años no se vayan por la borda», afirmó desde Madrid.

El exgobernante (2001-2006), que aspiraba a un segundo mandato en las pasadas presidenciales peruanas, pero que quedó eliminado en la primera vuelta, terminó dando su apoyo a Ollanta Humala, que disputó la segunda ronda frente a Keiko Fujimori, a pesar de haber declarado en un primer momento que no respaldaría a ninguno de los dos.

El mayor compromiso de Toledo es bien recibido por los mercados. El centrista expresidente es artífice de las bases del modelo económico, que, por otra parte, mantiene elementos estructurales de la década del liberal Alberto Fujimori. Su llegada al entorno de Humala ahuyenta las tentaciones ideologizadas de izquierda que acompañaron el ascenso del exmilitar.

«Hasta ocho días antes de las elecciones, Keiko tenía 5 puntos de ventaja por encima de Humala. Cuando ingresamos nosotros con fuerza y después de un gran debate, terminó la elección volteándose y ganó Humala las elecciones por el 2,8%», aseguró.

Papel

Toledo aseguró que el papel que le tocó jugar, que también definió como de «celoso vigilante de la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos», es «muy complicado» y «de gran responsabilidad», y que a él se entrega «sin ningún interés» y «poniendo en riesgo el capital político» de su partido y el suyo propio. «No vamos a tener un cogobierno», dijo Toledo.

De acuerdo con el diario Perú 21, del grupo El Comercio y opositor a Humala, Carlos Ferrero, Alberto Borea y Juan Sheput, todos figuras de primera línea en PP, podrían ser los ministros de Relaciones Exteriores, Justicia y Trabajo, respectivamente.

Un portavoz de la alianza humalista Gana Perú (GP, el frente de Humala), Freddy Otálora, se negó ayer a comentar esas versiones de las que no se citaron fuentes, ya que aclaró que la conformación del gabinete es potestad del presidente electo. Ferrero y Sheput formaron parte del Gobierno de Toledo (2001-2006), el primero como presidente del Consejo de Ministros y el segundo como ministro de Trabajo. Borea, uno de los abogados más influyentes del país, fue congresista y candidato presidencial.

Una especulación más unánime es que Kurt Burneo, un economista próximo a PP -aunque no militante- y que fue quien ayudó a moderar el plan de gobierno de GP para la segunda vuelta, ocupará el estratégico Ministerio de Economía.

Agencias EFE y DPA, y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario