Preparan plan de 20.000 viviendas con los gremios

Edición Impresa

El Gobierno se prepara para lanzar un nuevo plan de viviendas para trabajadores sindicalizados, que contemplará la construcción de unas 20 mil unidades. Será un guiño para los gremialistas afines al Ejecutivo que crearán su propia CGT a partir del 3 de octubre próximo. El programa está en pleno proceso de ejecución con al menos 15 proyectos aprobados por parte del Banco Nación.

Según pudo establecer este diario, el financiamiento correrá por cuenta de la entidad bancaria, en mayor medida, con un subsidio del Estado a través de la Subsecretaría de Vivienda del Ministerio de Planificación, que se calcula aportará un tercio del fondeo. De acuerdo con las carpetas aprobadas por el Nación, se trata de un plan federal con obras previstas en Capital Federal, el Gran Buenos Aires y provincias como Córdoba y Mendoza, entre otras.

El proyecto comenzó a elaborarse meses atrás, incluso antes del lanzamiento del plan de viviendas Pro.Cre.Ar. De hecho, los involucrados admitieron que está en una etapa más avanzada que el programa que anunció Cristina de Kirchner por cadena nacional. La jefa de Estado prevé darlo a conocer una vez que esté definido el nombre del futuro secretario general de la CGT oficialista.

La semana pasada, durante la presentación del plan de inversiones de YPF, la mandataria dio pistas sobre el nuevo proyecto de viviendas: «Vamos ampliar el trabajo (de la obra pública) también a los desarrolladores privados para desarrollar instrumentos de ahorro, a través de emprendimientos que se puedan hacer con la administración correcta de bienes del Estado que no se están utilizando, que están abandonados y que pueden constituir excelentes posibilidades de inversión, tanto para desarrolladores y para quienes necesiten una vivienda», sostuvo.

El eje del plan es, además de eventuales terrenos fiscales, la utilización de parcelas de los sindicatos que estén en desuso. Los gremios deberán presentarse ante el Banco Nación y ceder el uso de los terrenos para desarrollos inmobiliarios.

Con el anuncio, Cristina de Kirchner planea compensar a los sindicalistas afines ante la falta de respuestas, hasta ahora, a otras de sus demandas, como la modificación del Impuesto a las Ganancias y la suba de las asignaciones familiares.

El protagonista del futuro esquema es el jefe del gremio de la construcción, Gerardo Martínez. El sindicalista confirmó anteanoche en radio América que el plan «está ligado al Pro.Cre.Ar, pero será para viviendas sociales para trabajadores sindicalizados» en terrenos de las propias organizaciones.

El antecedente más cercano de una iniciativa de estas características fue de la propia UOCRA en el barrio porteño de Santa Rita, en el que hace dos años fue erigida la Torre San Jorge, que involucró 302 viviendas para «trabajadores organizados con moderada capacidad de ahorro», y del que resultaron adjudicatarios afiliados a ese gremio y a otros como camioneros, municipales porteños, personal de Obras Sanitarias, estatales de UPCN y de la Unión Tranviarios Automotor.

El plan que se prevé anunciar fue elaborado por Planificación y la UOCRA en conjunto con la Cámara Argentina de la Construcción. Desde la entidad empresaria, además, le entregaron al Gobierno una iniciativa en paralelo para el desarrollo de viviendas para personas de clase media y media alta, no contemplados en los proyectos lanzados hasta ahora por el Ejecutivo. El objetivo, en ese caso, es avanzar en créditos con financiamiento blando, de largo plazo y sin subsidios (a diferencia del Pro.Cre.Ar y el ideado para sindicalizados) y con la vuelta de las 120 cuotas, una alternativa escasa en el mercado inmobiliario actual.

La construcción es uno de los ejes con que el Gobierno espera un repunte en las variables económicas para el último cuatrimestre del año.

Dejá tu comentario