Príncipe de Asturias al escultor Richard Serra

Edición Impresa

Madrid - El escultor estadounidense Richard Serra, conocido por su minimalismo y sus esculturas de gran tamaño, fue distinguido ayer con el Premio Príncipe Asturias de las Artes 2010.

Serra utiliza para sus obras materiales industriales como plomo, acero y hormigón, y pese a considerarse fundamentalmente escultor, su amplia producción se extiende también a disciplinas como la obra gráfica y el cine.

Considerado uno de los escultores más relevantes de la vanguardia de la segunda mitad del siglo XX, Serra, de padre español y nacido hace 71 años en la ciudad californiana de San Francisco, se graduó en Ciencias y en Literatura Inglesa en la Universidad de Berkeley. Posteriormente cursó estudios artísticos en Yale y amplió su formación en París y Florencia.

Empezó a exponer en 1967 en Nueva York, y a partir de ahí ha expuesto su obra en los museos más representativos de Europa, América y Asia, y está presente en las colecciones públicas y privadas más importantes del mundo, según destacó la Fundación Príncipe de Asturias, que concede los galardones.

«Me siento muy honrado al recibir el Premio Príncipe de Asturias, un premio que es particularmente significativo para mí, pues España me ha brindado muchas oportunidades para realizar mi trabajo desde hace más de tres décadas», dijo el artista en un breve comunicado tras conocerse el premio.

El artista se impuso en la votación final al cineasta español Carlos Saura y al director de orquesta italiano Riccardo Muti, finalistas de una lista que también incluía al grupo argentino Les Luthiers.

Dejá tu comentario