Probation para Daer, ex CGT, por unos terrenos

Edición Impresa

El exjefe de la CGT Rodolfo Daer zafó de una condena judicial tras comprometerse a cumplir con tareas comunitarias durante dos años y medio y a depositar 820 mil pesos. Así quedó resuelto ayer luego de que un tribunal aceptara suspender el juicio a prueba en su contra por la presunta venta irregular de un terreno del Sindicato de la Alimentación (STIA), que todavía preside Daer, durante la década del 90, cuando también estaba al frente de la central obrera.

Una condena efectiva hubiese obligado a Daer a renunciar a su gremio. La aceptación de la probation por parte del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 21 le permitirá continuar al frente de la filial porteña de ese sindicato que, justamente, será el receptor de la reparación monetaria que deberá hacer el dirigente. Para la suspensión del juicio a prueba fue clave el aval de la Fiscalía.

En la causa Daer fue imputado por presunta "defraudación por administración fraudulenta en concurso ideal con falsedad ideológica de instrumento público" por la venta de un predio del STIA en la zona de Parque Leloir, en el partido de Ituzaingó, para un emprendimiento inmobiliario en 1998. Aquella operación, que apuntaba al desarrollo de un barrio cerrado, se había pactado en 5 millones de pesos y, de acuerdo con la denuncia, terminaron por entrar a las arcas del gremio apenas 1,5 millón de pesos.

El sindicalista no quiso responderle a este diario acerca de los términos de la probation y se limitó a señalar que la causa tuvo que ver "con la judicialización de los pleitos sindicales", en alusión a que la demanda fue presentada años atrás por un rival suyo en la interna del STIA. "No se acata la democracia sindical y la intolerancia lleva a judicializar los pleitos inventando infamias", alegó.

El juicio oral y público arrancó la semana pasada y frenó luego de que la defensa de Daer presentara el pedido de suspensión del debate a prueba. Tras un cuarto intermedio y el aval de la Fiscalía, los miembros del tribunal aceptaron ayer el planteo y dieron por terminado el juicio.

La resolución del tribunal no equiparable a una sentencia- consistió en aceptar el pago, por parte del gremialista de 820 mil pesos en dos cuotas de 410 mil pesos que deberá depositar en septiembre y octubre en una cuenta judicial. Como parte de la probation, Daer deberá prestar 192 horas de tareas comunitarias en el Centro Comunitario del partido de Esteban Echeverría durante un lapso máximo de dos años y seis meses.También deberá hacer tareas comunitarias Cristina Beatriz Bianchi, la apoderada de la firma Artigas, que había comprado el predio, y que es la única sobreviviente de los miembros de esa compañía que habían sido acusados.

En cuanto a la reparación económica, que terminará en poder del propio encabezado por Daer, fue el segundo ofrecimiento hecho por el dirigente. En marzo de 2010 había propuesto pagar 30 mil pesos en efectivo. La Fiscalía aceptó el segundo monto ofrecido por entender que "no luce desproporcionado" en función "del hipotético perjuicio económico" que habrían cometido los seis supuestos autores de la maniobra.

El exsecretario general de la CGT durante buena parte de los 90 aseguró haber reunido el dinero "de su entorno familiar más cercano y de sus amigos", según consignaron los jueces que aprobaron el pago. Los magistrados, sin embargo, le reclamaron justificar el origen de esos fondos.

Daer encabeza el gremio del personal de las industrias de la alimentación desde hace 28 años y en mayo pasado fue reelecto por otros cuatro. En los 90 fue uno de los jefes de la CGT con mayor continuidad en el cargo, al que llegó de la mano de los "gordos" de los grandes gremios de servicios y del metalúrgico Lorenzo Miguel.

Una lista opositora a su conducción, la Bordó, denunció supuestas irregularidades en el comicio que reeligió al dirigente e incorporó a ese expediente el juicio que cerró ayer con la "probation".

Dejá tu comentario