18 de septiembre 2009 - 00:00

Provincias petroleras acuerdan nuevo esquema de precios

El salteño Urtubey homenajeó al anfitrión Saiz con un poncho artesanal delante del chubutense Mario Das Neves, el santacruceño Daniel Peralta y el pampeano Oscar Jorge.
El salteño Urtubey homenajeó al anfitrión Saiz con un poncho artesanal delante del chubutense Mario Das Neves, el santacruceño Daniel Peralta y el pampeano Oscar Jorge.
 Río Negro (de nuestra agencia) - Ocho gobernadores de las 10 provincias productoras de petróleo y gas iniciaron ayer sus deliberaciones para acordar un esquema de precios que contemple los reclamos de cada uno de los miembros de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI), ya que consideran que los valores en boca de pozo, tanto del crudo como del fluido, es atentatorio a sus propios intereses como propietarios del recurso.

Los gobernadores Mario Das Neves (Chubut), Jorge Sapag (Neuquén) y Miguel Saiz (Río Negro) llevaron la voz cantante desde distintos ángulos: para el neuquino, cuya provincia aporta el 56% del gas que consume el país, es fundamental elevar el precio del fluido porque «Neuquén no puede seguir subsidiando al país en desmedro de sus ingresos de Tesorería que arrojan un déficit de 840 millones de pesos y que obliga al mandatario a efectuar un recorte de gastos sin precedentes. Para el chubutense y el rionegrino, el énfasis está en la renta petrolera, pero instaron a un equilibrio entre sus necesidades de caja, la rentabilidad empresaria y la responsabilidad fiscal de las provincias.

Los tres, junto con sus pares Juan Manuel Urtubey (Salta), Celso Jaque (Mendoza), Oscar Jorge (La Pampa), Daniel Peralta (Santa Cruz) y Fabiana Ríos (Tierra del Fuego) le plantearon estas realidades a funcionarios del Ministerio de Planificación Federal y esperan entregarle su petitorio -estará concluido mañana- el martes próximo al propio Julio De Vido.

Los ausentes a las deliberaciones que se iniciaron a las 10 en el lujoso complejo hotelero «Villa Huinid» que se levanta frente al lago Nahuel Huapi en el kilómetro 2,6 de la avenida Bustillo, fueron Walter Barrionuevo (Jujuy) y Gildo Insfrán (Formosa). Por la tarde, los mandatarios recorrieron las instalaciones del INVAP, un organismo que recientemente fue elogiado por la presidente Cristina de Kirchner.

Las posiciones variaron desde los ofrecimientos de aumento del 6/8 por ciento como plantearon los delegados nacionales hasta el 25 por ciento que dejaron trascender algunos provinciales, aunque la mayoría acordó por no tensar, tampoco, la cuerda con Nación.

El rionegrino Saiz se encargó de poner sobre la mesa «el carácter multipropósito» que iba a tener ese encuentro porque no solamente «se trata de diseñar estrategias para aumentar las reservas de hidrocarburos, sino también para lograr mejores regalías para las provincias productoras». Los mandatarios reclaman por el precio irrisorio que tiene el gas (se paga unos 0,50 centavos de dólar en Loma de La Lata frente a los 6/7 que se le reconocen a Bolivia) y los 12/19 que suele costar el fluido que descargan los buques regasificadores por el Puerto de Bahía Blanca. También el precio del petróleo es puesto en discusión porque contra un valor internacional de u$s 72 en las destilerías locales, las petroleras sólo reciben entre 38 y 42 dólares. Esto ha provocado una fuerte desinversión en la exploración y la búsqueda de nuevos yacimientos que ha hecho mermar considerablemente las reservas. El fantasma de la desocupación y graves conflictos sociales (ver recuadro) atormentan a los gobernadores petroleros y gasíferos.

Por su parte, Sapag reiteró anteriores conceptos públicos sobre la necesidad que tiene Neuquén de cobrar lo que le corresponde a riesgo de sacrificar sus recursos naturales: «No hay que abusar de la solidaridad de una de las provincias de mayor actividad petrolera que subsidia» el consumo de la República desde hace siete años y hoy necesita «recomponer su Tesorería que está exhausta».

En tanto, Das Neves, presidente de la OFEPHI y quien suele presentarse como un crítico de las políticas kirchneristas, buscó contemporizar: «El objetivo de la reunión de los gobernadores tiene que ver con encontrar un equilibrio que permita avanzar en un aumento con el mínimo impacto fiscal para el consumo y, al mismo tiempo, que se reconozca la realidad de los números que está marcando claramente que hay que plantear otro escenario para posibilitar una mayor inversión».

Dejá tu comentario