Quien dice Irlanda y Portugal, dice España

Edición Impresa

Los titulares apuntan a la crisis bancaria de Irlanda y al déficit de Portugal, pero el verdadero problema/temor se encuentra a mitad de camino entre estos dos países: en España. Si bien los datos no son confiables, al menos el 5,6% de los préstamos del sector bancario del reino presentarían graves problemas, lo que lo emparienta con Irlanda. Por otro lado, el déficit del Gobierno es mayor al 9% del PBI, lo que se combina con una desocupación de más del 20%, que lo asemeja a Portugal. Si aún no hemos visto una corrida contra la madre patria es simplemente porque hasta que se resuelva qué ocurre con los miembros más pequeños de los PIIGS, se aplica la teoría del to big to fail (la economía de España es tres veces más grande que las de Irlanda y Portugal juntas). De todas formas, no es bueno confiarse. Un mes atrás el reino oblaba 1,842% más que Alemania por el dinero a un año. Los 3.700 millones de euros colocados este martes debieron pagar 2,363%, un récord histórico al menos desde que se instituyó el euro. Es claro que la confianza en la administración Zapatero no está mejorando y algunos (se posicionan y) hablan de una corrida para mediados del año que viene si las crisis irlandesa y portuguesa no se solucionan. Esperemos que las cosas se normalicen antes y que el to big to fail (demasiado grande para quebrar) no termine siendo un to big to bail (demasiado grande para ser rescatada). Pasando a los EE.UU., al menos desde 1957, que es cuando se realizaron los primeros registros, nunca tuvimos un incremento anual de la inflación núcleo (desagregando alimentos y energía) tan bajo como el que se registró el mes pasado (0,6% anual), lo que a las claras habla de una economía al borde de la recesión (otro dato negativo lo tuvimos en la construcción de viviendas durante octubre, que fue la menor del último año y medio). No sorprende entonces que el ánimo de los inversores no mejorara demasiado, lo que se evidenció en el 0,14% que perdió el Dow al cerrar en 11.007,88 puntos (si bien el NASDAQ ganó el 0,25% y el S&P500 un más modesto 0,02%, el saldo fue de siete de cada diez sectores del mercado finalizando del lado perdedor).

Dejá tu comentario