Rechazó Cameron regular medios

Edición Impresa

Londres - La comisión Leveson creada a raíz del escándalo de las escuchas perpetradas por el dominical News of the World, del imperio mediático de Rupert Murdoch, recomendó ayer la implementación de un nuevo órgano de autorregulación de la prensa británica, respaldado por ley, para evitar más conductas «vergonzosas».

El texto, que no es vinculante para el conservador David Cameron, expuso los lazos «demasiado estrechos» del Gobierno y de la oposición laborista con empresas de medios «en los últimos 30/35 años». De inmediato, el primer ministro rechazó la recomendación del informe.

El juez Brian Leveson, presidente del panel, al presentar su informe de 2.000 páginas en Londres, en medio de una enorme expectativa, propuso un sistema destinado a la vez a promover estándares de calidad para la prensa y proteger los derechos de las víctimas. Según él, el actual sistema de regulación de la prensa a través de la Comisión de Quejas de la Policía (PCC, por sus siglas en inglés) «ha fallado».

A un costo de u$s 6,4 millones, el informe fue el resultado de ocho meses de investigación de esta comisión creada por Cameron en julio de 2011, debido a la oleada de indignación provocada por la revelación de que el hoy desaparecido News of the World había escuchado ilegalmente y violado mensajes escritos de unas 600 personalidades y víctimas de delitos en el Reino Unido.

Cameron, que tenía relación personal con varios de los máximos implicados en el escándalo, algunos de los cuales tuvieron cargos en su Gobierno, respondió enseguida en el Parlamento expresando «serias preocupaciones y dudas». «Creo que debemos recelar de cualquier legislación que tenga el potencial de infringir la libertad de expresión y la libertad de prensa», agregó el primer ministro en su declaración.

Agencias AFP y Reuters, y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario