Red Bull, enojado con Vettel

Edición Impresa

Red Bull se enojó con Sebastian Vettel porque no escuchó en las últimas vueltas del GP de la India las instrucciones del box, según las cuales se le ordenaba levantar el pie y no correr riesgos inútiles.

«Con esa loca búsqueda del giro más veloz, totalmente inútil, Vettel corrió un riesgo mayúsculo, pero no hay caso, en ciertas ocasiones no nos escucha», se quejó el director general Helmut Marko, brazo derecho del propietario de la escudería, el magnate austríaco Dietrich Mateschitz, y descubridor del alemán.

El team-mánager Christian Horner también contó que «queríamos que Sebastian disminuyese el ritmo, ya que tenía ganada la carrera, pero siguió a fondo hasta la bandera a cuadros, con el peligro de que un problema mecánico comprometiera todo lo bueno que había hecho».

Horner ironizó señalando que Red Bull sólo podía «ponerle delante en la pista una vaca», en una alusión al hecho de que en India los rumiantes son sagrados y circulan libremente por las calles.

En los últimos 10 giros, Vettel batió una y otra vez su propio récord de vuelta, pero a dos rondas del final su compañero Mark Webber, que trataba de alcanzar por el cuarto puesto a Fernando Alonso, bajó su mejor marca, provocando la rabiosa reacción del campeón mundial.

Dejá tu comentario