Reforma tributaria: confirma Dujovne que logró “consenso”

Edición Impresa

El ministro dijo que se habían superado los principales cuestionamientos del sector privado. Y que tendrá apoyo de parte de la oposición en el Congreso. Espera dictamen de comisión en una semana.

La reforma tributaria ya logró consenso definitivo del sector privado y estará lista para ser votada antes de fin de año en el Congreso. Tal como informó ayer Ámbito Financiero, el Gobierno y las empresas fabricantes de gaseosas llegaron a un principio de acuerdo sobre la última controversia que seguía abierta: cómo se aplicará el aumento de los impuestos internos a las bebidas sin alcohol.

Más aún, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, vaticinó ayer que el proyecto contará con apoyo legislativo de la oposición.

"Tenemos chances enormes de que todo el paquete de reformas quede aprobado antes de fin de año. Esto incluye el Presupuesto 2018, la reforma tributaria, la ley de responsabilidad fiscal y el Pacto Fiscal", sostuvo al hablar en el encuentro anual que organiza la consultora Abeceb. "Los cuestionamientos que todavía siguen abiertos son acotados y estamos muy cerca de llegar a un acuerdo. Hemos generado un importante nivel de consenso acerca de los temas problemáticos", aseguró.

Sus dichos fueron coincidentes con el pronóstico que hizo -por cuerda separada- el diputado Luciano Laspina, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda donde se está discutiendo la reforma impositiva. En ese cuerpo se negocia contra reloj el capítulo de impuestos internos, porque Laspina pretende emitir dictamen el 13 de diciembre.

El legislador destacó que las reformas "no están estancadas" y dijo que "estamos en plena negociación con los bloques opositores. Seguramente la semana que viene le daremos dictamen a la reforma tributaria".

La base del acuerdo que está a punto de cerrarse prevé que la suba para llevar a 17% el impuesto a las gaseosas se aplique gradualmente en un cronograma de uno, tres y cinco años. Pero con la idea de darle "neutralidad fiscal", ya que simultáneamente bajarían los tributos a las bebidas con menor grado de azúcar, como jugos y aguas saborizadas. Esto es coherente con el argumento oficial de castigar los consumos no saludables, sin ánimo recaudatorio. Y para evitar un impacto negativo abrupto en las economías regionales que producen jugos y azúcar.

"Soy optimista. Creo que estamos muy cerquita de tener todo funcionando a partir del año próximo. Mantenemos contacto permanente con nuestros diputados y con los de la oposición", explicó Dujovne.

En el foro de Abeceb también habló el ministro de Producción, Francisco Cabrera. Dijo que "en febrero o marzo vamos a tener un país distinto al que tenemos hoy por una serie de reformas importantes".

Y ante una pregunta del economista y anfitrión Dante Sica, aseguró que "antes de fin de año" se podrá firmar un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea que "impulsará la economía", será "estratégico para la inversión" .

Cuando Dujovne trazó su panorama optimista sobre el avance parlamentario de las reformas, hasta arriesgó una fecha de aprobación: el 28 de diciembre. (Tal vez no se percató que es el Día de los Inocentes).

Pero el ministro no incluyó en ese listado a la reforma previsional, que es la que genera mayor rechazo en la oposición por los cambios en la fórmula de movilidad y algunos aspectos considerados inconstitucionales. Abordó el tema jubilatorio desde otra perspectiva menos inmediata: "En materia previsional debemos pensar una reforma de largo plazo, buscando consenso enorme, con la oposición, los sindicatos y las empresas, para poner en marcha un sistema sostenible y equitativo. Y que también nos ayude a generar ahorros hacia el futuro", concluyó.

Dejá tu comentario