Reino Unido: se agrava caso de perversión periodística

Edición Impresa

Londres - El escándalo de espionaje telefónico por parte de un semanario sensacionalista que sacude al Reino Unido se agravó ayer, al revelarse que familiares de víctimas de los atentados terroristas del 7 de julio de 2005 en Londres y de otras dos chicas asesinadas también fueron víctimas de intrusión. A raíz de ello, el primer ministro británico, David Cameron, también alcanzado por el caso, anunció una investigación especial.

El tabloide News of The World, del grupo editorial News Corportation, uno de los más poderosos del mundo, está en el ojo del huracán desde 2007, cuando se supo que dos de sus periodistas, luego condenados a prisión, habían interceptado mensajes telefónicos de políticos, figuras del espectáculo y el deporte, y hasta miembros de la casa real británica. Más tarde el caso se fue ampliando y hasta ahora son seis los periodistas que pasaron por la prisión.

La causa alcanzó esta semana dimensiones insospechadas al revelarse que el periódico también «hackeó» la casilla de mensajes de texto de una adolescente desaparecida en 2002, que luego apareció muerta. En su primera reacción desde las más recientes revelaciones, el megaempresario australiano Rupert Murdoch comunicó ayer que la filial británica de su conglomerado de medios seguirá a cargo de quien era su jefa de redacción de News of the World al momento de las

escuchas de 2002, Rebekah Brooks, pese a un aluvión de pedidos de renuncia.

Los ribetes políticos y económicos crecen exponencialmente. Anoche, varias de las principales empresas del Reino Unido hicieron saber que retiraban los avisos del medio de Murdoch. Entre ellas, Ford, npower, Halifax, T-Mobile y Orange.

News Corporation maneja nombres emblemáticos de la industria de la información y del entretenimiento en el mundo, especialmente en Reino Unido, Estados Unidos y Australia.

Posee en su cartera los canales de cable Fox (entre ellas, la ultraconservadora Foxnews de EE.UU.), los servicios de cable Sky Deustschland, Sky Italia y la británcia BSkyb, medio centenar de diarios (los británicos The Times y The Sun -el de más ventas-, y los norteamericanos The Wall Street Journal y New York Post), y formatos globales como AmericanIdol.

Los investigadores analizan si News of the World, que se publica los domingos, coimeó también a la Policía para tener información exclusiva.

Graham Foulkes, cuyo hijo David murió a los 22 años en los atentados islamistas de Londres de 2005, de los que hoy se cumple un nuevo aniversario, reconoció que la Policía le avisó que está entre las posibles víctimas de las escuchas ilegales.

«Encuentro difícil de creer que alguien pueda ser tan perverso, y que alguien pueda trabajar para una organización que incluso hoy intenta defender lo que ve como prácticas normales», dijo Foulkes, citado por la cadena de noticias BBC.

El escándalo llegó ayer al Parlamento, donde los diputados realizaron una sesión especial en la que exigieron un castigo a los responsables del hackeo del celular de Milly Dowler, la adolescente de 13 años víctima de un asesinato que conmocionó a la sociedad. Se supone que los periodistas del medio borraron mensajes clave de la chica para que entren nuevos. Ante los legisladores, Cameron se comprometió a investigar, y calificó como «repugnante» lo que ocurrió.

Sin embargo, el premier conservador no escapa a las esquirlas. Su exencargado de Medios, Andrews Coulson, era el editor de News of the World cuando estalló el escándalo. El funcionario renunció al cargo bajo sospecha de haber intentado beneficiar a Murdoch en el negocio televisivo. Los medios de News Corp no suelen disimular su favoritismo hacia el Partido Conservador británico y hacia el Partido Republicano de EE.UU.

Agencias ANSA, DPA y AFP,

y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario