Sacude a EE.UU. otro caso de “gatillo fácil” de un policía contra un negro

Edición Impresa

  Charleston - Un nuevo caso con trasfondo racial sacude a Estados Unidos: esta vez, un agente blanco fue acusado de asesinar por la espalda a un hombre negro de 50 años en el estado de Carolina del Sur, un crimen que quedó al descubierto luego que un testigo filmara todo el episodio.

El hecho ocurrió el sábado en la ciudad de North Charleston, pero se conoce ahora a través de la filmación a la que tuvieron acceso el diario The New York Times y otros medios locales.

Allí se puede observar cómo Michael Thomas Slager, de 33 años, le dispara ocho veces por la espalda a Walter Scott mientras intentaba huir. El acusado alegó que sintió peligrar su vida porque el hombre habría intentado quitarle una pistola de electroshock después de ser detenido en un control de tráfico por llevar rota una luz del automóvil. En el video, que fue grabado por un transeúnte, parecería en cambio que el agente colocó su pistola de electroshock posteriormente junto al cadáver. El diario de Charleston, Post and Courier, señala sobre la base de declaraciones del abogado de la familia que la víctima fue alcanzada cinco veces, cuatro por la espalda.

Durante una conferencia de prensa, el alcalde Keith Summey anunció los cargos por homicidio y afirmó que Slager "tomó una mala decisión". "Cuando estás equivocado, estás equivocado", insistió y afirmó que no se aceptarán esos errores. "Cuando tomas una mala decisión, no importa dónde estés, tienes que vivir con esa decisión", continuó el funcionario.

Por lo pronto, el agente fue suspendido del servicio y enfrentará una investigación, mientras que la ciudad de North Charleston encargó cámaras portátiles para los casi 350 oficiales de la comunidad a fin de que su labor sea más transparente.

El FBI investigará el caso junto con las autoridades locales, informó el Departamento de Justicia. Residentes de la ciudad, de unos 100.000 habitantes, la mitad de ellos afroamericanos, convocado una marcha de protesta ayer hasta el municipio.

Samuel Walker, profesor emérito de la Universidad de Nebraska y experto en análisis de la violencia policial, aseguró al Post and Courier que el video es "absolutamente indignante". "Esta persona está huyendo. No tiene un arma, no se detiene para darse la vuelta. No hay ninguna justificación para esos disparos".

El periódico añade que Scott había sido detenido unas 10 veces, la mayoría por no pagar la pensión de sus hijos. Su hermano señaló al medio que es posible que haya huido del policía por temor a volver a ir a la cárcel porque tenía pagos atrasados.

Estados Unidos ha sufrido varios casos de violencia policial que desataron gran polémica el año pasado. En Ferguson (Misuri) hubo disturbios durante varios días después de que en agosto un agente matara al joven negro Michael Brown, que iba también desarmado. Asimismo, hubo protestas en Nueva York por casos similares.

Agencias EFE, AFP,

Reuters, ANSA y DPA

Dejá tu comentario