Sahara: Marruecos reprimió y dejó más de 100 muertos

Edición Impresa

Rabat - Las fuerzas militares de Marruecos reprimieron el lunes a los moradores de un campamento de protesta independentista en el Sahara, cerca de El Aaiún, en los sucesos más graves de los últimos años en la zona, que habrían dejado más de una centena de muertos, 4.500 heridos y 2.000 detenidos.

Sobre este episodio, el Frente Polisario, que busca la independencia del Sahara Occidental, apoyado por Argelia, denunció ayer que las autoridades marroquíes están llevando adelante una «limpieza étnica» y advirtió que si la comunidad internacional no interviene «el pueblo saharaui recurrirá a todos los medios, incluida la guerra».

Las declaraciones fueron realizadas por Bucharaya Beyun, delegado del Frente Polisario en España, quien dijo que El Aaiún, la capital administrativa del Sahara Occidental, «está tomada por el Ejército y la Policía». «Están yendo casa por casa, hay cientos de detenidos, sobre todo entre los más jóvenes», denunció Beyun.

El representante del Polisario dijo que «oficialmente se informó de 19 muertos, pero no podemos decir cuántos hay, porque no tenemos acceso a los hospitales ni a las fosas comunes». «Hay una limpieza étnica ante la que nadie quiere intervenir», denunció.

Cadáveres amontonados

Aunque el FP cifró en 19 el número de fallecidos, la cantidad de cuerpos sin identificar podría superar la centena, según la organización humanitaria Thawra, que denunció que Marruecos está amontonando los cadáveres de saharauis en pozos y fosas comunes.

La represión se produjo después de que el Ejército marroquí desmantelase por la fuerza

el campamento de protesta llamado Gdeim Izik, lo que provocó enfrentamientos con la población. Allí vivían desde hace tres semanas unos 20.000 saharauis en 7.500 jaimas que reclamaban una mejora de sus condiciones de vida.

Sus reivindicaciones eran socioeconómicas, aunque muchos de sus habitantes no escondían sus vínculos con la causa saharaui.

La región de Sahara Occidental, anexada por Marruecos en 1975 después de que España y Mauritania se retiraran de esa zona, constituye uno de los conflictos más largos de África.

El asalto al campamento se produjo horas antes de la reapertura de conversaciones entre Marruecos y el Frente Polisario que busca un referéndum de autodeterminación, al que Rabat se niega.

La zona que bordea el océano Atlántico es rica en fosfato, con grandes bancos de pesca y posiblemente petróleo cerca de las costas. Desde 1963, el Sahara Occidental se encuentra en la lista de territorios no autónomos del Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas.

Agencias EFE, DPA y AFP

Dejá tu comentario