Salta: denuncian que policías rebeldes amenazaron a gobernador Urtubey

Edición Impresa

Salta - En medio de la huelga de policías por reclamos salariales, que ya lleva 12 días, el Gobierno provincial denunció que los uniformados que participan de la protesta enviaron una amenaza al mandatario Juan Manuel Urtubey, a través de uno de sus custodios. Si embargo, uno de los voceros de los manifestantes negó que se hayan producido intimidaciones de ningún tipo.
Los policías salteños se mantienen autoacuartelados para manifestar su disconformidad con la suba salarial de 12% que implementó el gobernador. En tanto, la Jefatura intimó a los efectivos a reintegrarse a sus funciones.
En ese marco, ayer por la mañana los agentes volvieron a realizar una marcha por las calles de la capital provincial junto a sus familiares, efectivos retirados y jubilados.
En la noche del domingo último, uno de los custodios del mandatario fue amenazado por un grupo de uniformados que se encuentran desde hace más de una semana autoacuartelados en el Centro Policial Sargento Suárez.
De acuerdo con lo relatado por el damnificado -un cabo que pidió mantener su nombre en reserva por temor a posibles represalias contra su familia- «unas 10 personas se acercaron hasta mi vivienda. Una vez allí me comenzaron a increpar para que les diga qué es lo que va a pasar en torno del conflicto policial», dijo.
En la denuncia radicada en la subjefatura, el hombre indicó: «Me dijeron que ellos eran del interior de la provincia y que tenían sus armas reglamentarias, que no pensaban entregarlas. También que estaban molestos porque los policías de la capital habían comenzado a abandonar la protesta y ellos eran los más perjudicados». Finalmente, el denunciante señaló que «cuando se retiraban, me dijeron que le avise al gobernador que se cuide, porque no tenían problemas en 'llevárselo puesto'», según lo publicado en El Tribuno de Salta.
Asimismo, el ministro de Seguridad de la provincia, Pablo Kosiner, confirmó la amenaza recibida por el custodio. Al respecto, indicó que «se presenta en medio de la postura adoptada por los policías que están en desacuerdo con la política del Gobierno sobre las medidas que se tomarán con los que, lejos de cumplir con el compromiso, se convocan a deliberar». Kosiner añadió que «los que deseen trabajar como policías deben sentirse tranquilos».

Dejá tu comentario