Schiavi: “No parecía un accidente grave”

Edición Impresa

«Había muchas personas en los primeros vagones, lo que ayudó a que el accidente tomara ribetes de tragedia horrible», sostuvo ayer el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, en una conferencia de prensa en la que se negó a responder preguntas y se desligó de responsabilidades sobre el accidente ocurrido en la estación de trenes de Once.

Al comenzar la exposición en el Ministerio de Economía, Schiavi comparó el hecho con otras tragedias. «Es un accidente como vimos muchas veces en los diarios. Como lo que pasó en Alemania, España, Gran Bretaña, dos veces en Estados Unidos. En un principio, esto no parecía un accidente grave», señaló. Sin embargo, no pudo minimizarlo y reconoció la gravedad del hecho, al que calificó como un «accidente extremísimo». En una particular visión, Schiavi dijo que si la tragedia «ocurría ayer (por el martes), que era feriado, no era tan grave» y consideró que a pesar de que hay un déficit en la gestión que hace que los pasajeros viajen como ganado, «los primeros dos coches estaban atiborrados de gente, porque todos se agolpan para salir primero».

Según precisó el funcionario, el tren que impactó con el andén cumplía el recorrido entre las terminales de Moreno y Once, e ingresó a la estación «a 26 kilómetros por hora y a 40 metros de los paragolpes cuando estaba a 20 kilómetros por hora; no sabemos por qué el tren no paró». En tanto, advirtió que el conductor estaba «descansado» y «tiene una foja de servicios buenísima».

Dejá tu comentario