Se dividió la liga de magistrados críticos

Edición Impresa

Finalmente se dividió la corriente de jueces que actualmente controla la Asociación de Magistrados. La lista Bordó -crítica de la política judicial del kirchnerismo- dio lugar a la aparición de la ahora llamada "lista Transparente" que encuentra en el camarista Gregorio Corach a su principal protagonista y que aspira a competir en la elección por la presidencia del gremio y por la representación de los jueces en la Magistratura.

El motivo que terminó por generar la ruptura fue el apoyo de dirigentes de la lista Bordó a un reglamento que avala a los secretarios de los juzgados a integrar listados de conjueces, habitualmente reservados a los abogados de la matrícula.

"La lista Bordó adolece actualmente de los mismos pecados que tenían anteriores conducciones de la asociación. Uno de ellos es permitir que un eterno triunvirato de supuestos elegidos designe los candidatos que, curiosamente, son siempre los miembros de ese triunvirato que alternan cargos entre el Consejo de la Magistratura y la Asociación de Magistrados", sostiene el comunicado del grupo Transparente.

Además de los cuestionamientos a la conducción -actualmente en manos de Luis María Cabral- se formularon duras acusaciones de viajes a diversos congresos solventados desde el gremio de jueces y se cuestionó duramente al actual consejero bordó en la Magistratura Ricardo Recondo: "Quien no tenía desempeño anterior en la asociación, sino el hecho de haber sido secretario de Justicia del Gobierno radical".

El comunicado desató todo tipo de conversaciones y motivó una respuesta urgente de Cabral que respaldó tanto a Recondo como a Miguel Caminos.

"Quienes ocupan funciones en la asociación lo hacen por el voto de los socios, y ninguno ejerce funciones por "autoelección". En todo caso, son los distintos agrupamientos los que definen las propuestas, y los cargos que se ocupan no son propios sino de las listas que reclaman lealtad a los proyectos prometidos en campaña y respeto a los colegas con los que se las integran", expresó Cabral quien ya se encuentra embarcado en su campaña hacia el Consejo de la Magistratura.

Respecto del cuestionamiento por los viajes, Cabral sostuvo que "las personas que lo hicieron fueron propuestas por las funciones que ejercían, locales o internacionales".

Las divisiones no corresponden sólo al grupo Bordó. La lista Celeste también se separó la semana pasada luego de que su cúpula decidiera como candidata para el Consejo de la Magistratura a la camarista Gabriela Vázquez, integrante de la corriente de Justicia Legítima.

Corach espera captar adhesiones a partir del descontento existente en esta lista para incrementar a su agrupación aunque tampoco debería descartarse la creación de una cuarta lista.

Giros y conversaciones que ya expresan la llegada de la política electoral al ámbito de los juzgados.

Dejá tu comentario