Se frenó despegue de Wall St. por informe negativo de la Fed

Edición Impresa

Nueva York - Las acciones norteamericanas cayeron ayer tras un inesperado retroceso de los pedidos de bienes duraderos y una evaluación pesimista sobre la economía de la Reserva Federal. Al cierre, el Dow Jones cedió el 0,38%, a 10.498 puntos; el S&P 500, un 0,69%, a 1.106 unidades; y el NASDAQ, un 1,04%, a 2.265 puntos.

La jornada ya se intuía poco festiva en Wall Street desde que sonó la campana que marca el inicio de las operaciones y después de comprobarse que la demanda de bienes duraderos a las fábricas bajaron en junio, por segundo mes consecutivo, cuando se esperaba un incremento. Los pedidos de ese tipo de bienes disminuyeron el 1% el pasado mes y si se excluyen los de transporte, que son los más costosos, bajaron el 0,6%, cifras en ambos casos más desfavorables de lo que preveían los economistas.

A dos horas del cierre de las transacciones se conoció el Libro Beige de la Fed, un resumen de las condiciones económicas de EE.UU., que avivó las preocupaciones al revelar que la actividad no era tan robusta en algunos distritos y que perdió impulso en las últimas semanas. «Con la agradable escalada que tuvimos, parece como si algunos tomadores de ganancias estuvieran comenzando a aparecer y el Libro Beige los alentó», dijo Ryan Detrick, estratega técnico senior de Schaeffers Investment Research. «Las ganancias han sido buenas, pero la economía en general aún es por lo menos débil y no está mejorando tanto como habríamos esperado», dijo. La Fed constató en ese informe mensual que los datos recibidos hasta el 19 de julio pasado reflejan que la actividad económica siguió avanzando, en general, aunque en dos distritos -Atlanta y Chicago- el ritmo de actividad se desaceleró. Los incrementos que registraron la mayoría de las regiones fueron, no obstante, modestos, lo que ahondó la impresión que dejaron otros datos recientes de que la economía norteamericana crece, pero a un ritmo más lento que en meses anteriores. Además, señaló que en varias regiones bajó la actividad manufacturera, y el mercado inmobiliario y de la construcción sigue débil y las condiciones del mercado laboral mejoraron de forma modesta en todas las regiones.

Una escalada de tres días sobre la base de fuertes ganancias trimestrales impulsaron al índice S&P 500 a cerrar el lunes por encima del promedio de movimientos de 200 días, una medición seguida de cerca para calcular la dirección del mercado. Desde entonces, el índice se ha estancado. «En el corto plazo, los análisis técnicos están dominando los movimientos diarios hasta que un fundamento (una noticia) nos saque de eso», dijo Jim Paulsen, presidente de inversiones de Wells Capital Management.

El promedio de movimientos de 200 días del S&P está actualmente en cerca de 1.114 puntos. Los inversores están intentando descifrar si es el techo de la reciente escalada o un punto de consolidación para seguir subiendo.

Los resultados trimestrales de algunas grandes empresas de EE.UU., incluidos los de Boeing, no ayudaron en esta ocasión a compensar el efecto desfavorable de los datos económicos.

Las acciones de ese fabricante aeronáutico cayeron el 1,89%, después de anotar una caída del 21% en su beneficio en el segundo trimestre de este año y una disminución del 9% en la facturación, mayor de la que se preveía.

Agencias EFE y Reuters

Dejá tu comentario