Senado: aborto con una nueva ronda de expositores y dudas para quienes rechazan la ley

Edición Impresa

Aumenta brecha entre los que quieren desactivar el proyecto y los que plantean modificaciones.

Las comisiones de Salud; Justicia y Asuntos Penales; y Asuntos Constitucionales del Senado realizarán, desde las 14 de hoy, la tercera ronda de exposiciones sobre el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), con las disertaciones del biólogo Alberto Kornblihtt y el extitular provisional de la cámara alta Eduardo Menem, entre otros.

Con al menos 28 senadores a favor de la iniciativa aprobada en Diputados -que avala la legalización del aborto hasta la semana 14-, la discusión pasa por estos días por quienes rechazan el proyecto, que suman 32 voluntades pero con dos propuestas: bloquear el texto de manera total o modificarlo. La última opción gatillará el regreso en segunda revisión a la cámara baja, lo cual dejaría con chances la posibilidad de dar luz verde a la ley IVE.

"No podemos arriesgarnos a aplicar cambios al proyecto. Tenemos que rechazarlo lisa y llanamente para finalizar el debate al menos hasta el próximo recambio en ambas cámaras. Nadie te asegura que se puedan sostener las modificaciones en Diputados ya que eso es un gallinero y por este tema rompieron allá todos los códigos. En especial, en nuestro bloque", señaló a Ámbito Financiero un operador del sector antiaborto de Cambiemos.

En el medio de la trifulca que se desarrolla en el Senado quedan 12 senadores indecisos que inclinarán la balanza el 8 de agosto próximo, día de votación. Una semana antes se firmarán los dictámenes, aunque ya está vigente una moción aprobada semanas atrás para llegar al recinto aún sin contar con despachos de mayoría y minoría.

Menem -en contra- y Kornblihtt -a favor- ya expusieron en Diputados, al igual que otros disertantes en jornadas que arrancaron la semana pasada. También participarán hoy la médica y exdirectora de la Organización Panamericana de la Salud, Mirta Roses Periago, la exsenadora nacional María Eugenia Estenssoro, y la socióloga y bioeticista Ségolène Du Closel.

El miércoles pasado, el proyecto IVE estuvo cruzado por una fuerte discusión de legisladores -en particular, del PJ- por la implementación de la objeción de conciencia. "En el sector público no debería haber ningún tipo de objeción de conciencia. La ley tendría que ser para todos los médicos que trabajan en el Estado, que en su mayoría atienden a sectores vulnerables", expresó ese día el jefe del PJ, Miguel Pichetto.

"Acá el problema es desde cuándo es la vida y la Constitución dice desde la concepción (...) El Estado no puede matar, no existe la pena de muerte (...) ¿A un delincuente se lo puede reinsertar y a un inocente se lo mata? (...) No se puede pasar de un extremo al otro de aborto libre, gratuito y obligatorio", señaló con ironía el formoseño José Mayans, vicepresidente del bloque justicialista.

Quienes denostan la ley de IVE presentaron una batería de textos para forzar modificaciones. Por caso, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (PRO), impulsó dos iniciativas sobre el tema. La primera sólo baja penas para que el delito sea excarcelable, mientras que la segunda fue pincelada con la fueguina y flamante oficialista Miriam Boyadjian. "El Estado se hará cargo por sí o por intermedio de terceros (...) de las mujeres embarazadas que decidan no asumir al momento de su nacimiento la crianza y patria potestad de sus hijos por nacer, a los fines de salvaguardar la integridad tanto de la mujer embarazada como del niño por nacer", asevera el último proyecto.

Un tercer texto es de Guillermo Pereyra -Movimiento Popular Neuquino- sobre "protección de la mujer con embarazo no deseado", que modifica la ley de adopción para generar procesos sumarísimos en los casos de mujeres que no deseen continuar con la gestación "a partir de que la mujer tome conocimiento de su situación de embarazo".

Dejá tu comentario