Senado frenó carta opositora a Boudou

Edición Impresa

 El kirchnerismo aceptó ayer en el Senado todos los pasos necesarios para descomprimir los pedidos que la oposición viene acumulando para debatir la situación judicial de Amado Boudou. Los bloques opositores no intentaron votar declaración alguna sobre el tema, pero el kirchnerismo estaba preparado para resistirlo.

La sesión ordinaria arrancó, tras los primeros pasos reglamentarios, con la lectura de una carta que la oposición presentó a la presidencia del Senado: "Con motivo del auto de procesamiento dictado el pasado 27 de junio por el juez federal Ariel Lijo, nos dirigimos a usted a efectos de requerirle se sirva tomar licencia en el cargo de presidente del H. Senado de la Nación hasta tanto se resuelva procesalmente su situación", relató en el recinto el radical Gerardo Morales.

El pedido que firmaron los bloques de la UCR y el FAP-UNEN luego fue explicado por Morales: "Se tiene que apartar si es que realmente está a disposición de la Justicia. Le va a hacer bien a él, pero fundamentalmente al país".

También argumentó Rubén Giustiniani pidiendo "que la Justicia pueda actuar libremente" y el Peronismo Federal explicó que "se debe constituir la Comisión de Juicio Político".

El macrismo no adhirió en la lista de firmantes, pero en el recinto Gabriela Michetti se encargó después de dar su apoyo.

Miguel Pichetto ensayó después una medida defensa, despojada de toda euforia: "No minimizo ni subestimo la importancia que el tema tiene, pero no comparto el reclamo de la oposición", dijo.

La sesión, que podría haberse convertido en una batalla campal, parecía a esa altura una clase de instrucción cívica, en medio de un casi sospechoso acuerdo general.

"Reconocemos en la oposición una actitud moderada y prudente durante todo este tiempo. No somos necios. Ha habido un respeto a la investidura del vicepresidente y un normal desarrollo a las actividades de esta Cámara con la conducción del vicepresidente", seguía Pichetto,

"No venimos a hacer una defensa jurídica ni corporativa porque no corresponde. Pero sí decimos que no compartimos algunas reflexiones sobre que se obstaculizó la macha de la Justicia. Esta Cámara nunca obstaculizó el proceso judicial", siguió el jefe kirchnerista.

Pichetto definió, que como vicepresidente Boudou es integrante del Ejecutivo y, de alguna forma, ese poder tiene la palabra en el tema.

Dejá tu comentario