Senado: Gils Carbó se floreó durante audiencia pública

Edición Impresa

La candidata a la Procuración General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, salió airosa ayer de la audiencia pública donde el kirchnerismo logró dictamen de mayoría para aprobar su designación en el recinto dentro de una semana. La actual fiscal general de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial recibió incluso el aval de algunos bloques opositores como el Frente Amplio Progresista de Hermes Binner y hasta se dio el lujo de criticar algunas medidas del Servicio Penitenciario Federal, como la salida de presos condenados por homicidios calificados.

Gils Carbó se presentó en la audiencia pública realizada en el marco de la Comisión de Acuerdos, que emitió el dictamen positivo al pliego de designación con la firma de los senadores del oficialismo y de la oposición. Esta abogada quedó a un paso de ser designada como nueva procuradora general en la sesión prevista para el 15 de agosto, cuando el oficialismo necesitará reunir

el voto de los dos tercios de los senadores presentes.

Durante la audiencia celebrada en el Salón Azul del Senado la candidata al cargo de jefe de los fiscales rechazó las impugnaciones a su nombramiento, referidas a su presunta «falta de capacitación en materia penal» y afirmó que su «experiencia jurídica no se reduce al derecho comercial».

La presentación de Gils Carbó alejó para el kirchnerismo senatorial la pesadilla del pliego de Daniel Reposo, el primer postulante oficial a procurador general, quien bajó su candidatura luego de haber recibido múltiples cuestionamientos por su presunta falta de independencia y adulteración de sus antecedentes académicos y profesionales. Ayer, y ante una pregunta del radical Gerardo Morales, Gils Carbó consideró que hubo un «problema de oportunidad» en la autorización «a personas condenadas recientemente» para salidas culturales armadas por la agrupación oficialista Vatayón Militante.

«En cuanto a las salidas, no se trataba de condenados y por lo tanto no estaban en el área de ejecución penal. Son salidas que autorizan los jueces», aclaró Gils Carbó, pero agregó: «He advertido un problema de oportunidad, por lo menos en el caso de Vázquez».

En este sentido, sostuvo que «el gran error es la oportunidad, porque (se lo autorizó a salir) luego de 20 días de haber sido condenado por un delito que había generado tanto debate público que incluso se presentaron proyectos de ley para crear la figura del femicidio». La candidata a la Procuración evaluó que «no le hace bien al sistema generar un descreimiento tan grande, al ver a esta persona autorizada a salir por razones que habría que ver si son las adecuadas».

Independencia

Además, ante una pregunta del radical Ernesto Sanz, la postulante defendió su independencia y aseguró que decididamente no tiene «vinculación alguna con el Gobierno».

«Un caso puntual para demostrar esto es que en el año 2004 junto al fiscal Manuel Garrido llevamos adelante la causa Banco de la Nación por estafa, donde una de las autoridades imputadas era Felisa Miceli, que en ese momento era ministra de Economía», agregó.

Gils Carbó también cuestionó la resolución del exprocurador general Esteban Righi que le recortó funciones a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, al señalar que esa medida «no satisface los parámetros de permitir que la actuación de la Fiscalía sea eficaz» y aseguró que si es designada verá la posibilidad de elaborar «un nuevo reglamento».

La senadora del Peronismo Federal Sonia Escudero le preguntó acerca de las instrucciones que le daría a los fiscales para avanzar en las investigaciones por casos de corrupción y de incumplimiento de lo deberes de funcionario público.

«En el tema corrupción, la idea es reforzar la actuación de la Fiscalía de Investigaciones. En cuanto al tema de funcionarios públicos, tenemos la Unidad de Lavado de Dinero, en la cual el Ministerio Público tiene actuación», contestó.

La candidata a jefa de los fiscales evitó contestar preguntas de tipo político o de cuestiones que estuvieran siendo analizadas por la Justicia, aduciendo un «impedimento funcional» por el cargo en el que eventualmente se desempeñará.

De esta manera, esquivó preguntas referidas al caso Ciccone, a las cifras del INDEC y al pedido de la Corte Suprema de Justicia para que la ANSES informe sobre el uso de sus fondos.

Este último punto generó el único cruce de la jornada, entre el radical Mario Cimadevilla, que le pidió una opinión al respecto, y el presidente de la comisión, Marcelo Guinle, quien le dio la palabra a otro senador luego de que la candidata se manifestara impedida de contestar.

Dejá tu comentario