Señal del FMI a la Argentina: “Vamos a enviar una misión”

Edición Impresa

El FMI le hizo un guiño ayer a la Argentina. Ante una consulta en una conferencia de prensa en Washington, el vocero del organismo, David Hawley, se mostró confiado en que se reanude el monitoreo de la economía argentina «en los próximos meses» y aseguró que la relación con el país se está «descongelando».
«En el contexto de la crisis global -enfatizó Hawley- estamos trabajando estrechamente con todos los miembros y estamos interesados en profundizar nuestro diálogo con la Argentina».

Y expresó que el Fondo prevé «en los próximos meses» realizar su evaluación anual de la economía argentina, a la que el Gobierno se ha negado permanentemente, ya que la última se hizo en julio de 2006. Sin embargo, no dio mayores detalles de fechas.
«Anticipamos que llevaremos a cabo las próximas consultas del Artículo IV de forma normal en los próximos meses», sostuvo el funcionario, en referencia al mecanismo por el cual el Fondo revisa la economía de los países miembro cada año.
Condicionamiento
En el Gobierno argentino no hubo respuestas formales, al menos ayer. Fuentes del Ministerio de Economía, sin embargo, relativizaron estas palabras que llegaron desde Washington. «Se trató de una respuesta ante una pregunta puntual sobre la Argentina», agregando que «la postura del Gobierno no cambió y sostenemos que sólo podremos restablecer la relación con el FMI luego de un cambio sustancial, tanto en la manera en que el organismo evalúa a los países y la forma de gobierno, ya que pedimos más participación para los emergentes».
Un paso clave en esta dirección se daría en la cumbre del G-20 en Londres, donde participará la Argentina. Allí se sentarán las bases para la «nueva arquitectura financiera internacional», que incluye como punto central darle un rol distinto al Fondo. Este cambio, que llevaría tiempo implementar de manera fehaciente, le abriría al país la ventana para retomar la relación con el organismo.
El Fondo no revisa las cuentas argentinas desde 2006. Por lo general, esta revisión es efectuada por funcionarios del organismo multilateral que se entrevistan con autoridades locales y luego elaboran un informe, el que posteriormente es elevado al Comité Ejecutivo.
En ese informe se vuelcan las conclusiones sobre la situación del sistema bancario, el estado fiscal, la política monetaria, el tipo de cambio y la inflación.
Difusión
Posteriormente, la gerencia del Fondo distribuye el informe a su Comité Ejecutivo, que representa a los 185 países miembros y esas conclusiones se hacen públicas.
Después de que el país entró en default en 2001, la Argentina firmó dos acuerdos de corto plazo con el organismo. Pero el ex presidente Néstor Kirchner decidió en diciembre de 2005 cancelar la totalidad de la deuda, lo cual se hizo en enero de 2006, por un total de
u$s 9.530 millones.
Desde que asumió, la presidente Cristina de Kirchner tuvo siempre manifestaciones críticas hacia el organismo multilateral y pedidos de modificaciones de su estatuto para que los países emergentes tengan mayor poder de decisión.
Incluso, hace pocos días, en un acto partidario en la localidad de San Fernando, el ex presidente advirtió que no volvería a acudir al Fondo ni aunque le «regalen la plata». No obstante, aclaró que «si cambiaran, podría ser. Pero, en estas circunstancias, que la guarden en la alcancía, porque ya nos hicieron bastante daño», dijo, seguramente recordando viejos enfrentamientos con Anne Krueger y Rodrigo Rato.
Algunos ministros en Casa Rosada imaginan un escenario de varias etapas para volver al FMI -ahora dirigido por Dominique Strauss-Kahn y, eventualmente, acceder al financiamiento del organismo:
c La primera etapa es comenzar con la reforma del Fondo, que quedaría definida en el encuentro del G-20 en abril.
c Luego la Argentina debería avanzar en un acuerdo con los bonistas que quedaron fuera del canje en 2005, es decir darle una solución a los holdouts. Junto con esto, también debería abordarse el pago de la deuda con el Club de París. Ambos anuncios se efectuaron en setiembre pasado, pero la crisis internacional no permitió avanzar.
c La etapa siguiente pasaría por aceptar la revisión del organismo bajo el Artículo IV, que está pendiente hace tres años.
c Una vez cumplidas estas etapas, cualquier acuerdo al que se arribe con el FMI debería llegar después de las elecciones de octubre.
c La intención sería contar con acceso al financiamiento barato que proporciona el organismo para 2010 y 2011, evitando la cesación de pagos durante el Gobierno de Cristina de Kirchner.

Dejá tu comentario