Serio: policías llaman a rebelión en Buenos Aires

Edición Impresa

  Buenos Aires - El malestar en filas de la Policía bonaerense por la falta de anuncios salariales de parte de la gobernadora macrista María Eugenia Vidal derivó ayer en un llamado por redes sociales a activar el próximo sábado una protesta con "retención total de tareas entre las 20 y las 22" y un "sirenazo" en los Comandos de Patrulla Comunitaria (CPC) y en las comisarías de la provincia.

En reacción, la mandataria de Cambiemos advirtió que "no pueden hacer retención de tareas" porque implicaría "evitar actuar frente al delito" y "eso no es posible". "Tienen un deber con los ciudadanos", enfatizó.

Vidal remarcó además que harán "la mejor oferta posible a la Policía...". "Quiero que ganen bien", dijo.

La amenaza agitó el fantasma del autoacuartelamiento de diciembre de 2013 en buena parte del país (tuvo también un capítulo bonaerense), que derivó en trágicos saqueos.

Anoche el Ejecutivo pulía contra reloj el anuncio de recomposición con las carteras de Economía (Hernán Lacunza) y Seguridad (Cristian Ritondo). La suba se anunciará en las próximas horas y, según trascendió, rondaría el 15% hasta junio y un porcentaje similar en el segundo semestre, para cerrar un 30%.

Vidal ya cerró un acuerdo con los docentes (del 34,6% anual en dos cuotas, aunque con ayuda de fondos nacionales) y con un sector estatal, del 15% en marzo más reapertura de la negociación en julio, en función de la inflación.

Pero, en medio de paros esta semana, penden los rounds salariales con el resto de los estatales, los judiciales y los trabajadores de la Salud.

Ese lote incluye además a los policías, que no están sindicalizados, no pueden negociar en paritarias y dependen de un anuncio de aumento desde el Gobierno, que aún no se concretó. Y ya dan a entender que no ven con buenos ojos una potencial recomposición del 15%, en medio del impacto de la inflación y de los aumentos tarifarios.

Es en ese marco de incertidumbre (que alcanza al Servicio Penitenciario) y que se entremezcla con el malestar generado por la reforma policial impulsada por Vidal, que se gestó el llamado a una virtual revuelta el sábado, en medio del feriado nacional por el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. "El policía que no cumpla su trabajo y no pueda explicar dónde vive no tendrá lugar", señaló ayer Vidal.

La convocatoria a la protesta fue disparada desde distintos grupos de uniformados en Facebook, en cadenas de Whatsapp y a través de Twitter. Por caso, desde la página "Policías Reclamando", arengaron a desplegar el sábado, de 20 a 22, "retención total de tareas y sirenazo en los CPC y Comisarías de la Provincia" y "no atender" la frecuencia "del 911 por dos horas, mostrando el desprecio que nos están haciendo".

"Gran parte de los 90 mil efectivos que formamos parte de esta familia apoyamos con nuestro voto a la señora Vidal. Hoy, a cuatro meses de su asunción y a pesar de haber prometido salarios dignos, no hay un peso de aumento", advirtieron.

El grupo es liderado por un expolicía herido en servicio, Oscar Alvarenga, quien ya promovió marchas de protesta durante la gestión del justicialista Daniel Scioli en la Gobernación y Alejandro Granados en Seguridad.

"No podemos exigirle nada (a los policías) si no les pagamos salarios dignos, si no cuidamos a quienes nos cuidan", recordaron que prometió Vidal durante la campaña electoral.

Por su parte, el secretario del Sindicato Policial Buenos Aires, Nicolás Massi, aseguró que si bien la organización no convoca a la protesta, "es una expresión de deseo para obligar al Gobierno a que defina su posición".

El malestar de los policías bonaerenses frente al retraso salarial derivó semanas atrás en planteos a Vidal en pos de cobrar salarios similares a los que perciben los efectivos de la Policía Metropolitana. gestada por el macrismo en tierra porteña.

Dejá tu comentario