Sin EE.UU., Macron toma el timón contra el cambio climático

Edición Impresa

En una nueva cumbre, Francia, la UE y organismos internacionales anunciaron una nueva tanda de compromisos medioambientales tras el estancamiento del Acuerdo de París

París - El presidente francés, Emmanuel Macron, presentó ayer una sombría visión de la lucha global contra el cambio climático a decenas de líderes mundiales y ejecutivos de empresas, al afirmar que "estamos perdiendo la batalla".

"No nos estamos moviendo lo suficientemente rápido. Tenemos que actuar todos", dijo Macron, buscando insuflar algo de vida a los esfuerzos para combatir el calentamiento global después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, retirara a su país del acuerdo internacional logrado en París hace dos años.

El mandatario francés dijo, en el encuentro One Planet, que la ciencia moderna reveló el peligro que el calentamiento global representa para el planeta. "Estamos perdiendo la batalla", subrayó, instando a una nueva etapa en la lucha contra el calentamiento global.

Francia anunció 12 compromisos no vinculantes, desde 300 millones de dólares para luchar contra la desertificación a la aceleración del cambio a una economía con una baja huella de carbono. Pero no hubo una promesa que asegure a las naciones pobres que sufren los peores efectos del cambio climático que podrán enfrentarlo de mejor forma.

La conferencia centró sus esfuerzos en uno de los pilares de la lucha contra el calentamiento, la financiación, que será la que al final decida si la economía verde se convierte en una realidad o se queda sólo en un eslogan.

Entre los anuncios más destacados por las ONG medioambientales figuró la decisión del Banco Mundial, coorganizador de la cumbre junto a la ONU, de dejar de financiar proyectos de prospección y extracción de gas y petróleo después de 2019. En la actualidad, estas actividades suponen en torno al 2% de su cartera de préstamos y garantías financieras.

A ese compromiso se añadieron otros, como el de la Unión Europea, que movilizará 9.000 millones de euros suplementarios de aquí a 2020 en su plan de inversión dirigido a África para invertirlos en ciudades, energía y agricultura sostenibles.

No obstante, las organizaciones civiles recibieron con cautela los avances prometidos en la cumbre, que consideraron "positivos pero insuficientes".

La Coalición de Acción por el Clima (que agrupa a las principales ONG medioambientales) recordó que 2017 va camino de convertirse en el año récord en emisiones globales de CO2, después de tres años de estancamiento, y que también estará entre los cinco más calurosos desde hace un siglo y medio.

Pese a todo, Macron cerró la conferencia con un mensaje de esperanza: "Hoy empezamos a recuperar un poco el retraso sobre el terreno", dijo y realizó un llamado a convertir la cita de ayer en una reunión anual en la que se haga el seguimiento de los avances y los retrocesos.

Agencias Reuters y EFE

Dejá tu comentario