Sus detractores se mantienen en las calles pese a la represión

Edición Impresa

Caracas - Las fuerzas de seguridad venezolanas reprimieron ferozmente ayer una manifestación de miles de opositores en el este de Caracas que intentaba dirigirse hasta la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). También hubo movilizaciones en 14 estados del interior del país.

La mayoría de los manifestantes retrocedió ante los cordones policiales que bloquearon el camino hacia el TSJ, aunque otro pequeño grupo comenzó enfrentamientos con miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

El dos veces candidato a la Presidencia, el opositor Henrique Capriles, que participaba en la manifestación, publicó un vídeo en su cuenta de la red social Twitter en el que se observa cómo un grupo de personas atiende a otra que se encuentra en el suelo.

Más temprano, algunos diputados opositores aseguraron que las autoridades intentaron dispersar en algunos puntos las marchas que desde el oeste de Caracas buscan llegar hasta el Poder Electoral, también en el centro de la ciudad.

En una de esas protestas, el diputado José Manuel Olivares resultó herido en la cabeza con una bomba de gas lacrimógeno (foto), denunció el legislador Juan Miguel Matheus.

Miles de opositores marcharon también en los estados de Nueva Esparta, Anzoátegui, Zulia, Carabobo, Táchira, Mérida, Trujillo, Monagas, Aragua, Lara, Sucre, Falcón, Bolívar, Apure y Guárico.

Agencias EFE, DPA y AFP

Dejá tu comentario