Tasas bajas en EE.UU. impulsaroncommodities

Edición Impresa

 El USDA (Departamento de Agricultura de EE.UU.) dio a conocer las proyecciones de siembra de esta campaña 2016/17 en los EE.UU., así como también las existencias de granos al 1 de marzo del año. En este último aspecto, el reporte no brindó mayores sorpresas en relación con las expectativas del mercado. Las existencias al primer trimestre en maíz en este país alcanzan los 198,3 millones de toneladas, en línea con lo que el mercado aguardaba. En la campaña precedente, y a esta fecha, los stocks acumulados de este cultivo llegaban a 196,8 millones.

En soja, las existencias actuales se ubican en 41,7 millones de toneladas, un poco por debajo de las expectativas previas al informe. En el ciclo 2015/16 se situaban en los 36,11 millones.

Para trigo, los stocks llegan a los 37,3 millones de toneladas, levemente superiores a los aguardados por el mercado. En el año anterior llegaban a los 31 millones.

En cuanto a la expectativa de siembra estadounidense, sin dudas la sorpresa del reporte fue la superficie que se dedicará al cultivo de maíz en esta próxima temporada. Los analistas estimaban que se implantarían 36,4 millones de hectáreas y la superficie declarada por el USDA confirmó 37,9 millones de hectáreas.

En la campaña anterior se sembraron 35,6 millones de hectáreas. Es dable esperar que, con rendimientos cercanos a la tendencia de los últimos ciclos y de mediar condiciones climáticas normales, EE.UU. podría llegar a superar holgadamente los 350 millones de toneladas de producción. De confirmarse finalmente estos guarismos, el escenario de precios para la nueva campaña no resulta muy promisorio.

En soja, y según este reporte, se sembrarán 33,3 millones de hectáreas, en línea con las expectativas de los traders, que aguardaban, en promedio, una superficie de 33,6 millones. En la campaña precedente se implantaron 33,5 millones de hectáreas, una superficie bastante parecida a la actual, que repetiría el escenario productivo de la campaña anterior, situándose en torno a los 100 millones de toneladas.

En trigo, se sembrarán 20 millones de hectáreas en todas sus variedades, cuando el mercado aguardaba escuchar una cifra cercana a los 21 millones. En la campaña 2015/16 se sembraron 22,1 millones de hectáreas.

China confirmaba recientemente que liberará sus reservas estratégicas de maíz, que representan aproximadamente el 50% de las existencias mundiales, permitiendo que sus elevados precios domésticos se aproximen a los internacionales. Desde 2007, las autoridades chinas fijan un precio mínimo para los productores locales de maíz, por encima de las cotizaciones internacionales, con el objetivo de estimular la actividad de sus productores.

El nuevo programa comenzará a partir de octubre y se espera que a partir de esta decisión se vuelquen al mercado entre 40 y 50 millones de toneladas. Este anuncio, asociado además a impuestos a las importaciones de este producto, implicará un fuerte cambio estructural en el comercio mundial de granos forrajeros, del que China participa en un 20% con sus compras de maíz, sorgo, destilados de maíz y cebada.

Esta política de precios mínimos elevados subsistirá para el arroz y el trigo y ya fueron eliminados para el algodón y la soja en 2014. A pesar de haberse eliminado el esquema de precios mínimos para algodón, China acumula alrededor de 11 millones de toneladas que intentará volcar a la plaza mundial cuando las cotizaciones internacionales se logren recuperar.

Una de las principales razones del abandono de esta política para el maíz radica en la dificultad de almacenarlo por varios años; alrededor de 70 millones de toneladas de las reservas totales se encuentran almacenadas desde hace más de tres años.

La titular de la Reserva Federal, Janet Yellen, desalentó la posibilidad de un incremento en las tasas de interés en el corto plazo. El estado de la economía norteamericana justificaría un crecimiento pausado de ellas. Esta noticia provocó mejoras en los mercados de equities y también en los commodities, provocando además la debilidad de la divisa de los EE.UU. Resulta necesario que el escenario financiero siga estable, con precios de materias primas razonables, para evitar una mayor corrección en las cotizaciones de los granos, que cuentan con fundamentals negativos en el mediano plazo con perspectivas de buenas cosechas en nuestra región y la probabilidad de confirmarse nuevos récords productivos en el hemisferio norte en la próxima campaña.

(*) Director de Panagrícola

Dejá tu comentario