Temer, optimista por la economía: Brasil vuelve a “respirar”

Edición Impresa

Según el mandatario, los ciudadanos tienen mayor confianza en el futuro del país. Buscan mejorar competitividad del sector agrícola.

Brasilia - La economía brasileña está comenzando a "respirar" después de dos años de recesión y la desaceleración de la inflación permitirá que las tasas de interés bajen más rápidamente, dijo ayer el presidente Michel Temer al promulgar nuevas leyes para atraer inversiones portuarias.

"La economía está empezando a mostrar señales de crecimiento en el sector minorista y en los agronegocios", dijo Temer, quien agregó que los sondeos muestran que los ciudadanos son más optimistas ahora sobre el futuro de Brasil.

Temer firmó un decreto que extenderá a 35 años los contratos de operación de los puertos públicos, desde 25 años, y permitirá que se prolonguen por hasta 70 años. Los cambios apuntan a mejorar la infraestructura, un aspecto clave para el sector agrícola, y ampliar su capacidad de exportación de materias primas como el azúcar, el café y la soja, de modo de mejorar su competitividad.

El Gobierno espera que las nuevas regulaciones atraigan unos 8.000 millones de dólares en inversión privada a terminales portuarias, dijo el ministro de Transporte, Maurício Quintella. La normativa puesta en marcha facilita varios aspectos de la inversión a las empresas.

El ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, dijo ayer que el crecimiento económico potencial del país se ubica cerca del 2,3 por ciento y agregó que ve indicios de que la recuperación está tomando impulso. Antes de su peor recesión histórica, Brasil solía crecer más de un 4 por ciento anual.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario