Todo Le Corbusier en una muestra de Punta del Este

Edición Impresa

En la Fundación Pablo Atchugarry (Km 4.5 de la ruta 104, Manantiales, Uruguay) se exhibe hasta fines de marzo la muestra «Le Corbusier pintor, diseñador plástico y poeta», compuesta por 120 obras entre óleos, esculturas, tapices, dibujos, grabados, muebles y maquetas provenientes del Heidi Weber Museum-Center Le Corbusier de Zurich.

Charles Edouard Jeanneret, su verdadero nombre (Le Corbusier tomó su seudónimo del apellido de su abuelo materno, Lecorbésier). fue un personaje muy popular en la primera mitad del siglo XX, por su personalidad avasalladora, polémica, y sus ideas revolucionarias respecto a la arquitectura.

Este gran arquitecto de la modernidad visitó Montevideo en 1929, dio conferencias en la Universidad, sugirió demoler la Ciudad Vieja para construír rascamares, edificios que descendieran hacia el Río de la Plata. Se enamoró de la ciudad, a tal punto que escribió: «Una naturaleza admirable, el verde se mezcla a la edificación hasta el corazón de la misma ciudad, el mar la rodea y le presta horizontes abiertos».

Tuvo gran influencia en el ambiente artístico uruguayo en su carácter de pintor y teórico de las artes visuales. Según el crítico de arte uruguayo, Nelson Di Maggio, los artistas José Pedro Costigliolo y María Freire se nutrieron de sus ideas aparecidas en «LEsprit Nouveau» (1919); junto a Amédée Ozenfant (1866-1966), pintor y teórico francés que lo vinculó al mundillo parisiense, creó la estética del «purismo» que, a su vez, influenciará en el «planismo», la importante Escuela de Montevideo que capturó el espíritu optimista de los años 20, y también juntos escribieron «Después del Cubismo».

Le Corbusier diseñó edificios a partir de 1905, trabajó en el estudio de París de Auguste Perret, un pionero en el empleo del cemento armado, fue un viajero infatigable, se encontró en Berlín con Mies van der Rohe y entre sus extraordinarias y renovadoras construcciones está Ville Savoye, en Poissy, construida en 1929, obra emblemática de la arquitectura.

En la Argentina realizó la Casa Curutchet (La Plata, 1949), en Ronchamp, (Francia), la capilla Notre Dame (1950), la urbanización de Bogotá, la Casa de Brasil en la Ciudad Universitaria de París, el Museo de Arte Occidental en Tokio, y con Edgar Varese y Iannis Xenakis creó «El Poema Electrónico», por hacer sólo una breve enumeración de su vastísima obra que influyó a grandes arquitectos del Modernismo.

El gran escultor uruguayo Pablo Atchugarry trae a su Fundación de Punta del Este, un enclave bellísimo de 5 hectáreas, con un importante parque de esculturas, a su gran artista admirado y por su amistad con Heidi Weber. Esta vital mujer es propietaria del conjunto privado más importante del artista, porque creyó en su tarea como artista plástico que en cierta forma era opacada por las influencias de Picasso y Léger, en realidad, sus contemporáneos,

En esta muestra se puede apreciar la dimensión del Le Corbusier artista. El montaje se debe al concepto que él mismo ideó para mostrar su obra: el Modulor, un sistema basado en las proporciones humanas con que está construido el Museo Weber y los cuadros están un poco más bajos de lo que se acostumbra. Los colores de algunas paredes de las salas pertenecen a la carta que creó Le Corbusier y fueron traídos desde Zurich.

Una muy importante muestra de carácter internacional, más reducida que la expuesta en el Museo Reina Sofía de Madrid en 2007. y que se exhibe por primera vez en Uruguay a 80 años de su visita.

Dejá tu comentario