Tragedia de Ecos: vuelve la causa a foja cero

Edición Impresa

La causa por la tragedia de Ecos, en la que murieron nueve estudiantes y una profesora de un colegio de Palermo, en un accidente automovilístico al regresar de un viaje solidario en 2006, volvió a foja cero y corre riesgo de prescribir si la Justicia no interviene inmediatamente.

La Cámara de Apelaciones en lo penal de Rafaela anuló la condena del acusado Oscar Atamañuk, el chofer del micro, dictada por el juez de Reconquista Virgilio Palud debido a «severos errores formales». Entre esos «errores» figura el el juez, quien no le tomó declaración al imputado Atamañuk. Para colmo, la causa puede prescribir en función del tiempo transcurrido. Ante esto, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, calificó ayer como «indignante» la situación que se generó en la causa: «Frente a este tipo de situaciones, en las que parece que la impunidad es la que gana, uno no puede sentirse menos que indignado y reclamar a la Justicia de Santa Fe que rápidamente corrija esta situación y la causa no prescriba», sostuvo Randazzo.

Indignación

«La verdad que éstas son las cosas que a uno lo indignan como ciudadano», explicó el ministro tras reunirse con Sergio Levin, padre de Lucas, una de las víctimas del accidente, quien fundó la ONG Conduciendo Conciencia. En este contexto, el ministro aseguró que «los familiares saben de nuestro compromiso con ellos y con la seguridad vial, porque siempre trabajamos en conjunto con las ONG que se ocupan de este tema y cuentan con todo nuestro apoyo».

El funcionario subrayó, además, que «desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) hacemos un enorme esfuerzo para generar un cambio cultural, que permita seguir salvando vidas y bajar la cantidad de víctimas por siniestros viales, y no vamos a bajar los brazos».

Por su parte, Levin calificó de «bruto e iletrado» al juez Palud y aseguró que promoverá «su juicio político», mientras instó a la Justicia de Santa Fe a «nombrar en forma urgente a otro juez al frente de la causa y que llame urgente a declaración a Atamañuk para que no prescriba».

«Estoy muy triste, aunque no es bronca. Todo se maneja así al norte de Santa Fe, donde hay mucha pobreza. Esta causa tuvo resonancia, pero imaginate la cantidad de casos que hay así y no trascienden», agregó Levin.

Dejá tu comentario