Tras cruce con Indec Córdoba midió su pobreza: 30,3%

Edición Impresa

Provincia estrenó relevamiento local sobre trimestre de junio, julio y agosto. Si se aplica impacto de planes sociales locales, el porcentaje baja al 29,6%.

Tras los duros cuestionamientos desplegados en julio contra el INDEC, el Gobierno del peronista Juan Schiaretti presentó ayer su primera medición local de pobreza e indigencia, que marcó un 30,3% y 6,2% para el Gran Córdoba, respectivamente, con la aplicación de los parámetros tradicionales del organismo nacional.

Aunque son períodos diferentes, los porcentajes contrastan con el 40,5% y 10,8% del segundo semestre de 2016 difundidos por el instituto que comanda Jorge Todesca.

Pero además, si a la radiografía cordobesa se le incorpora el impacto de los planes sociales locales en los ingresos de los hogares, esos valores bajan a 29,6% (pobreza) y 3,8% (indigencia).

Se trata -destacan- del primer "Monitoreo de Condiciones de Vida", desplegado por la Dirección General de Estadística y Censos provincial durante junio, julio y agosto pasados sobre unas 1.300 viviendas del Gran Córdoba.

El informe del distrito que gobierna Schiaretti -elaborado con el aporte de la Facultad de Ciencias Económicas- determina precisamente que, si se analiza ese rebote de los planes sociales, "se verifica que 40.000 personas dejan de ser indigentes y 13.000 personas dejan de ser pobres".

Los datos cordobeses fueron difundidos horas antes de que el INDEC haga lo propio esta semana sobre los niveles de pobreza e indigencia en todo el país durante el primer semestre.

En julio, en medio de la campaña electoral hacia las PASO del 13 de agosto (que significaron un amplio traspié de Unión por Córdoba ante Cambiemos), Schiaretti había cuestionado duramente al organismo que conduce Jorge Todesca.

"Hace poco tiempo el Indec sacó que el Gran Córdoba era la región con 40,5% de pobreza y los datos del Indec del primer trimestre dicen que son 29%; no le creo ninguno de los dos datos porque es una burla que se baje en tres meses 11,5% el nivel de pobreza", disparó por esas horas, lo que derivó en la decisión de desplegar un monitoreo propio.

El operativo presentado ayer relevó las condiciones materiales de vida de las personas en los hogares del Gran Córdoba y apuntó además a conocer el impacto de los planes no monetarios del Gobierno cordobés en las condiciones de vida de los hogares pobres e indigentes.

Según resaltaron, la metodología utilizada se basa en la valorización de la Canasta Básica Alimentaria y la Canasta Básica Total, contrastadas con los ingresos de lo hogares, para obtener las Líneas de Indigencia y Pobreza.

Asimismo, indagaron sobre la percepción de los "Planes Sociales No Monetarios" (alimentarios, de transporte y tarifa social) y su incidencia en la determinación de la pobreza e indigencia.

Bajo este escenario, desde el Gobierno cordobés aseguraron que, a nivel general, el porcentaje de indigentes en el Gran Córdoba es de 6,2% (100.000 personas) y, con la consideración de los planes sociales no monetarios, de 3,8%, o sea 2,4 puntos porcentuales menos (40.000 personas menos), "con lo cual se reduce la indigencia en un 40%".

En tanto, en materia de pobreza en el Gran Córdoba -afirman- "los resultados arrojan un 30,3% (490.000 personas, que incluye a los indigentes), siendo el impacto de los planes no monetarios de 0,7 puntos porcentuales menos, lo que ubica el porcentaje final en 29,6% (477.000 personas), reduciendo variación en un 2,3% y permitiendo a 13.000 personas dejar de ser pobres".

El relevamiento detectó además que el 94% de los indigentes y el 85% de las personas en situación de pobreza son beneficiarios de al menos un plan social provincial.

Dejá tu comentario