Tras el ataque, Bolsonaro creció solo dos puntos

Edición Impresa

Crecen Alckmin y Haddad. El ultraderechista, aunque lidera las encuestas, sigue siendo el candidato con mayor rechazo de Brasil.

Brasilia - El candidato de extrema derecha a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, quien fue apuñalado en el estómago durante un mitin de campaña la semana pasada y está en cuidados intensivos, siguió liderando las preferencias de los votantes para las elecciones del 7 de octubre, según un sondeo publicado al cierre de esta edición por Datafolha.

La primera encuesta realizada desde el ataque casi fatal contra Bolsonaro mostró que obtuvo un 24% de la intención de voto entre los consultados, un poco más que el 22% que había recibido en un sondeo publicado el mes pasado. por la misma consultora. No obstante, el diario Folha de Sao Paulo aclaró que la nueva ventaja está dentro de los márgenes de error del estudio anterior.

Los analistas temían que el ataque beneficiara al militar retirado, conocido por sus declaraciones racistas, violentas y homofóbicas. En ese sentido, el aspirante al Palacio del Planalto por el Partido Social Liberal (PSL), sigue siendo el más rechazo de Brasil. El 43% de los votantes dice que no lo votarían de ninguna manera. La resistencia es mayor entre las mujeres (49%), e los más jóvenes (55%), y en el Nordeste (51%).

Respecto a sus contrincantes, "cuatro candidatos empatan en segundo lugar, dentro del margen de error", detalló el diario. Se trata de el exministro Ciro Gomes (PDT) con el 13% de las intenciones de voto, la ex senadora Marina Silva (Red) con el 11%, el ex gobernador Geraldo Alckmin (PSDB) con el 10% y el exalcalde Fernando Haddad (PT), con un 9%", detalló el periódico. Para esta pesquisa no se incluyó la eventual participación de Lula da Silva.

Bolsonaro ganaría en primera vuelta en octubre pero sería ampliamente derrotado en un balotaje por Gones, Alckmin o Silva. Haddad se impondría solo por un pinto.

Poco antes de la difusión de este estudio, la agencia FSB publicó una encuesta en la cual Bolsonaro cosechaba el 30% de los respaldos.

"Para mí, Datafolha e Ibope son institutos que deberían ser tirados a la basura. Fui víctima de eso en 2016, cuando fui candidato a la Prefectura (de Río de Janeiro). Datafolha me daba 7% el sábado y el domingo saqué 14%. Por maldad o por incompetencia, nunca aciertan, siempre se equivocan", señaló Flavio, el hijo de Bolsonaro.

El diputado y candidato presidencial seguía en terapia intensiva y será sometido a una "operación importante" en los próximos días "para reconstruir el tránsito intestinal y retirar la bolsa de la colostomía". Su estado sigue siendo "grave" y aún no puede ingerir alimentos, dijo un parte médico del Hospital Albert Einstein de San Pablo. El ultraderechista no se plantea plazos para salir del hospital y retomar su campaña.

Bolsonaro estuvo ausente en la noche del domingo en el debate televisivo realizado en TV Gazeta, de San Pablo, y el PSL anunció que tampoco participará en los próximos dos duelos.

Agencias ANSA y Reuters,


y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario