Trump amenazó a Google, Facebook y Twitter, que ya temen regulaciones

Edición Impresa

Su equipo dijo que se está “ocupando del tema” y encendió las alarmas del sector. Especialistas advirtieron que cualquier presión gubernamental sobre las plataformas violaría la Constitución.

Washington - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elevó ayer sus ataques contra los gigantes de internet al acusar a Google, Twitter y Facebook de no ser políticamente imparciales en sus contenidos y aconsejarles "tener cuidado", mientras que su equipo anunció que se están "ocupando del tema".

"Google, Twitter y Facebook están realmente navegando en aguas turbulentas y deben tener cuidado", declaró Trump en el despacho oval de la Casa Blanca.

La semana pasada, Trump ya había criticado a las redes sociales por considerar que están eliminando opiniones conservadoras.

El presidente aseguró ayer que Google favorece a los medios de izquierda en los resultados de su motor de búsqueda. "Es injusto para una parte de la población", agregó. "¡No le pueden hacer eso a la gente, no pueden!", "recibimos miles de quejas", insistió tras reunirse con el presidente de la FIFA Gianni Infantino.

Horas antes, había tuiteado que "los resultados de búsqueda de Google de 'Noticias de Trump' muestran sólo la visualización/noticia de medios de noticias falsas".

"En otras palabras, lo han MANIPULADO, para mí y otros, por lo que casi todas las historias y noticias son MALAS. La fraudulenta CNN es prominente. A los medios republicanos/conservadores y justos los dejan fuera. ¿Ilegal?", publicó en la red social a la que también cuestiona.

Según Trump, el "96% de los resultados de 'Noticias de Trump' son de medios nacionales de izquierda", a los que tilda de "muy peligrosos".

"Google y otros están reprimiendo las voces de los conservadores y ocultando información y noticias que son buenas. Están controlando lo que podemos y no podemos ver. Esta es una situación muy grave, ¡se abordará!", amenazó Trump.

Poco después el consejero económico del presidente, Larry Kudlow, anunció que se están "ocupando del tema" y agregó que "harían investigación y análisis", pero sin brindar mayores detalles.

Google negó enfáticamente las acusaciones de Trump. "La búsqueda no se utiliza para establecer una agenda política y no sesgamos nuestros resultados hacia ninguna ideología política", dijo un vocero de la empresa. "Nuestro objetivo es asegurarnos que los usuarios reciban el resultado más pertinente en unos segundos", insistió la empresa, basada en California.

La compañía destacó también que todos los años se introducen "cientos" de cambios en el motor de búsqueda para "mejorar" el algoritmo para garantizar un contenido de la mejor calidad posible, informó El País de España.

Una encuesta del Pew Research Center publicada en junio reveló que el 43% de los estadounidenses cree que las principales firmas tecnológicas respaldan las opiniones de los liberales sobre la de los conservadores, y el 72% aceptó la idea de que las empresas de redes sociales censuran activamente puntos de vista opuestos.

Si bien consideran que el tema de la "parcialidad de los algoritmos" puede ser objeto de debate, los expertos del Centro para la Democracia y la Tecnología de Estados Unidos están preocupados por una posible regulación gubernamental.

"Es muy preocupante que cualquier representante del Gobierno intente públicamente ejercer presión a una plataforma en relación con informaciones importantes para nuestra democracia", confesó su presidenta, Nuala O'Connor.

Para Eric Goldman, responsable del Instituto de Derecho de Altas Tecnologías de la Universidad de Santa Clara, "toda tentativa de Trump de 'rectificar' los resultados de los motores de búsqueda violaría la primera enmienda" de la Constitución estadounidense, que garantiza la libertad de prensa.

Este ataque contra uno de los motores de búsqueda más populares del mundo sucede en medio de una ofensiva más general lanzada hace meses por Trump contra las redes sociales, a las que acusa de censurar voces conservadoras.

Si bien las fórmulas matemáticas detrás de las búsquedas de Google en internet se mantienen en secreto, sus principios básicos son ampliamente conocidos. Los resultados se generan mediante una variedad de factores medidos por algoritmos de la compañía.

Además de determinar la relevancia de un sitio contando el número de enlaces a la página, otros factores -como el historial de navegación personal y la forma en que aparecen ciertas palabras clave en la página- también afectan su clasificación. Sitios de noticias populares como CNN.com y NYTimes.com pueden aparecer más arriba en las búsquedas por esos factores.

La acusación de sesgo de Trump se produce en momentos en que varias redes sociales suspendieron cuentas, prohibieron a ciertos usuarios y eliminaron contenido mientras enfrentan la presión del Congreso de Estados Unidos para controlar propaganda extranjera y cuentas falsas.

Agencias AFP, Reuters y ANSA

Dejá tu comentario