Trump y la deuda (aclara pero oscurece)

Edición Impresa

Washington - El virtual candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, aseguró ayer que EE.UU. no debe preocuparse por una posible suspensión de pagos ya que es quien "imprime el dinero", al tratar de matizar sus recientes comentarios sobre cómo renegociaría las obligaciones de pago del país en caso de ser elegido presidente.

"La gente dice que quiero ir y comprar deuda y declarar un impago, y quiero decir, esta gente está loca. Es el Gobierno de EE.UU. en primer lugar, nunca tendría que suspender pagos porque imprimes el dinero, odio decirlo, ¿OK? Nunca habría suspensión de pagos", señaló en una entrevista en la CNN, en aparente referencia al poder del dólar como divisa global de reserva.

El magnate neoyorquino comentaba así sus declaraciones de la pasada semana en CNBC en las que se declaró el "rey de la deuda" y dijo que le "encanta" endeudarse para desarrollar sus proyectos, algo que sembró de nuevo la polémica. En ellas, sugirió que podría reducir la mora del país, actualmente superior a los 19 billones de dólares, convenciendo a los acreedores de que aceptaran una quita en el monto adeudado, algo que apuntó había realizado en ocasiones en sus negocios empresariales.

Pero en esta nueva entrevista rechazó la opción del impago y aseguró que a lo que se refería es a que el país podría "comprar deuda federal con descuento". "En otras palabras, si los intereses suben y los bonos bajan y podemos comprar los bonos con descuento, si somos lo suficientemente líquidos como país, deberíamos hacerlo", dijo Trump. "Desde luego, no estoy hablando de renegociar la deuda", agregó.

La propuesta de Trump, sin embargo, choca frontalmente con las políticas defendidas por el Partido Republicano, que critica el creciente nivel de endeudamiento federal y apuesta por reducir de manera drástica el gasto para reequilibrar las cuentas públicas.

Al mismo tiempo intentó bajarles el tono a sus crecientes declaraciones sobre aumentarles los impuestos a los ricos, otra propuesta que choca con la postura oficial republicana. "Yo estoy dispuesto a pagar más impuestos y los ricos están dispuestos a pagar más", sostuvo el magnate multimillonario durante una entrevista con la cadena ABC. Pero en una charla ayer con la CNN, se enredó al explicar su idea: "Si aumento los impuestos a los ricos, ellos todavía van a pagar menos de lo que pagan ahora. No estoy hablando de incrementos desde este punto (el actual). Estoy hablando de aumentos desde mi propuesta fiscal", explicó el magnate.

Agencias EFE y Reuters

Dejá tu comentario