Un empate que no le sirvió a nadie

Edición Impresa

Fue un empate que no le sirvió a ninguno. A Unión porque sigue en el sótano de la tabla de los promedios y no termina de dar signos de mejoría. Tampoco a San Lorenzo porque después de la goleada a All Boys en la fecha pasada y de ir en ventaja en el partido de ayer terminó llevándose un insípido punto.

Denis Stracqualursi había puesto en ventaja al equipo azulgrana, al anotar de penal, pero el local dio vuelta el marcador con los tantos de Andrés Franzoia y Bruno Bianchi. Sin embargo, no bien comenzado el segundo tiempo, Fabián Bordagaray anotó el empate definitivo.

Luego, los ánimos se crisparon un poco más con la expulsión de Pumpido, aunque enseguida Franzoia logró el empate -tras una buena definición en la puerta del área chica- y los ánimos se calmaron.

Hasta que en el final del primer tiempo, y tras un córner mal cobrado, Unión dio vuelta el resultado. Bruno Bianchi aprovechó ese tiro de esquina y con un violento derechazo desde afuera del área, batió a Migliore. Obligado, San Lorenzo salió más decidido en el complemento y al menos llegó al empate, luego de una rápida entrada de Bordagaray por la izquierda, que terminó con un remate cruzado de zurda.

Dejá tu comentario