Un mes para pensar

Edición Impresa

De la mano del +0,08% que ganó el viernes último al cerrar en 20.265,32 puntos, finalizó marzo y por ende el primer trimestre del año, con una suba para el Merval de 6% y 19,79% respectivamente, marcando un nuevo -el segundo consecutivo- máximo histórico (en dólares libres, el máximo se registró este jueves). Al frente de las subas en lo que fue del mes -no incluimos el +56,25% de Continental Urbana, porque el papel no cotizaba desde el 26/4/2016- anotamos a TGN (35,03%), la Distribuidora Gas Cuyana (+33,62%) y Autopistas del Sol (+26,16%) mientras Colorín (-12,05%), Longvie (-8,44%) y Camuzzi (-7,56%) encabezaron las bajas del panel general donde anotamos 31 subas frente a 16 papeles que finalizaron marzo en baja. Entre las líderes, las mayores subas fueron las de Petrobras Argentina (20,98%), su ahora controlante Pampa Energía (18,25%) y entre ambas TGS (+19,29%), con el Grupo Galicia (+16,17%) en el cuarto e YPF (+15,38%) en el quinto, liderando las mermas Petrolera del Conosur (-11,28%, San Miguel (-6,85%) y Petrobras Brasil (-5,02%). En lo que va del año, las mayores subas son las de Camuzzi (+166,82%), Distribuidora Gas Cuyana (+118,57%) y Capex (+111,47%), con Polledo (-14,58%), Importadora y Exportadora de la Patagonia (-12,09%) y Colorín (-12,05%) como las principales caídas. Volviendo al panel líder Transener (+57,14%), Petrobras Argentina (+56,56%) y Pampa Energía (+53,18%) se hicieron del podio, en tanto San Miguel (-13,56%), Celulosa (-9,8%) y Petrobras Brasil (-7,91%) lo hicieron del "antipodio". De esta melange de papeles ya despuntan algunos de los que pueden llegar a ser los ganadores o perdedores del año/próximos meses, ya sea por continuidad o reversión en sus movimientos (que el lector decida). El volumen diario promedio negociado durante el mes de marzo se redujo 8% frente al de febrero a $334,6 millones (el viernes fueron $488,5 millones), quedando 12% debajo del diario para lo que va del año. Con la expectativa del dinero liberado del "blanqueo" (y su eventual traspaso a la inversión de riesgo) y la especulación sobre una eventual recategorización del país a "emergente" (entre el 16 y el 20 de junio del año pasado -cuando los "pushers" habituales del mercado insistían en una inminente recategorización- hicimos nuestro análisis sobre el tema: "Peor ser emergente y II), lo que debemos preguntarnos es por qué la disociación entre la suba de los precios y la caída de los volúmenes".

Dejá tu comentario