Un nuevo cruce con la historia

Edición Impresa

San Juan - Al grito de «Viva la Patria» desde el lunes el gobernador sanjuanino José Luis Gioja encabeza a lomo de mula una nueva edición del Cruce de los Andes, que desde hace cinco años se organiza con el fin de recrear la gesta sanmartiniana por el Paso Los Patos Sur y conmemorar la Batalla de Chacabuco en el límite con Chile, con representantes de ese país. En esta oportunidad, la comitiva está integrada por 82 expedicionarios -cifra récord-entre los que se encuentran el secretario de Medios de la Nación, Tristán Bauer; la encargada de negocios representante de la Embajada de Polonia en la Argentina, Izabela Matusz; el intendente de San Juan, Marcelo Lima; el diputado porteño por el Frente para l Victoria, Cristian Asinelli, además de parlamentarios y otras autoridades provinciales, periodistas, militares y gendarmes.

«Los sanjuaninos somos orgullosos y por eso queremos divulgar que el mismísimo general San Martín cruzó por nuestra provincia y no por Mendoza», asegura Gioja. Si bien es cierto que por el Valle Los Patos Sur se desplazó la columna principal del Ejército de los Andes para colaborar en la independencia trasandina, desde la provincia admiten que desde que se iniciaron las cabalgatas, la integración binacional --especialmente entre San Juan y la quinta región chilena-ha ido aumentando en el plano comercial. La provincia cuyana apuesta a conseguir la construcción del túnel de Agua Negra, que contribuiría a dejar que el territorio sanjuanino sea un lugar « terminal», para convertirse en una nueva ruta del Mercosur (no en vano se dice que hay capitales brasileños interesados en participar de la obra). Además, ha ayudado en otras actividades comerciales: «Hoy Polonia importa vinos y uvas desde esta provincia», afirma Matusz.

Por otra parte, la presencia de Bauer responde no sólo a su cargo público, sino a que en mayo comenzará a rodar con un actor de primera línea la gesta sanmartiniana. La producción tendrá un gasto de cinco millones de pesos. «Si hay algo que me impresionó es el cambio y la diversidad de paisajes», afirmó el documentalista, quien, como los otros integrantes de la comitiva, también se sorprende al ver cómo por estos caminos se movilizó José de San Martín con más de 5 mil hombres y 10 mil mulas, y sin los avances técnicos que se posee en la actualidad.

La cabagalta comenzó el lunes con lluvia, granizo y nieve. El martes se pasó el punto más alto (en el Espinacito), donde se ven los cerros Aconcagua y Mercedario, y uno de los tramos más difíciles del trayecto. Hoy se producirá el momento más emotivo: se conmemorará un nuevo aniversario de la Batalla de Chacabuco en el hito de Valle Hermoso. El sábado, los expedicionarios llegarán hasta el punto de inicio, en Estancia Los Manantiales, luego de haber recorrido 73 kilómetros de pasos, quebradas y valles.

Dejá tu comentario