Una paró, la otra imparable

Edición Impresa

Con la mirada puesta en la próxima reunión con funcionarios de Canadá para lograr llegar a un acuerdo tripartito ( EE.UU.-Mexico-Canadá) sobre la renovación del TLCAN los tres índices de referencia de la Bolsa de Nueva York finalizaron en negativo. Según analistas, la toma de ganancias es el motivo de estas mínimas bajas. En el ámbito doméstico y según el Instituto de Gerencia y Abastecimiento la actividad manufacturera se aceleró en agosto, por encima de un máximo en 14 años impulsada por un aumento de pedidos.

El índice Dow Jones de Industriales finalizó en 25.952,48 puntos, bajando el 0,05%, el S&P500 se situó en los 2.896,72 puntos, perdiendo el 0,17% y el Nasdaq Composite depreciándose el 0,23% llegó a los 8.091,25 puntos.

Por su parte, las principales Bolsas europeas volvieron a cerrar con números dispares: Madrid subió el 0,20% y Milán 1,01% mientras que Fráncfort perdió el 1,10%, Londres 0,62% y París 1,31%.

Imparable. La compañía Amazon se convirtió ayer en la segunda empresa norteamericana en alcanzar una valoración bursátil de un billón de dólares, en agosto del año en curso lo hizo Apple, considerando solo a los Estados Unidos, para los memoriosos es sabido que en 2007 la petrolera pública china PetroChina lo hizo brevemente en la Bolsa de Shanghái.

Amazon lleva meses en una carrera alcista en los mercados y acumula en lo que va de año un alza de más del 71 %. Las apuestas más arriesgadas del multimillonario Jeff Bezos, que fundó Amazon en 1994, no parecen por ahora espantar a los operadores, ni siquiera la compra del Washington Post, que ha puesto a Bezos y Amazon en el punto de mira de Trump, según medios estadounidenses.

En abril del año en curso, Trump afirmó que iba a estudiar "seriamente" la posibilidad de tomar medidas respecto al gigante del comercio electrónico, al que acusó de rivalizar de forma "muy desigual".

Todavía nada ha pasado con esas advertencias, pero el tono crítico del Post con la Casa Blanca lo mantiene entre los blancos favoritos del presidente Trump. La presión política también le ha llegado a Amazon desde otro lugar, con el demócrata Bernie Sanders, líder del ala más progresista del partido, denunciando las condiciones de trabajo de muchos empleados de Amazon.

Dejá tu comentario