26 de mayo 2009 - 00:00

Vectra 2009, made in Brazil

A diferencia del modelo europeo, ahora llamado Signum, el Vectra del Mercosur ha dejado de competir con sus enemigos naturales como son el Volkswagen Passat, el Peugeot 407, el Citroën C5 y el Ford Mondeo, entre otros. Inclusive, ha sido presentado de esta forma y en este segmento hace varios años en la Argentina.

El Vectra se comercializa en dos carrocerías, 4 y 5 puertas (GT), con tres niveles de equipamiento: GLS, CD y CD AT y dos opciones de motores nafteros: el base con un 2.0 L de 122 CV, y el más potente 2.4 L con 146 CV.
El Vectra se comercializa en dos carrocerías, 4 y 5 puertas (GT), con tres niveles de equipamiento: GLS, CD y CD AT y dos opciones de motores nafteros: el base con un 2.0 L de 122 CV, y el más potente 2.4 L con 146 CV.
En Brasil, donde se fabrica el nuevo Vectra, han decidido colocarlo un escalón más abajo quedando a medio camino entre sus ex rivales y los medianos como el Ford Focus, el Toyota Corolla, el Peugeot 307, el Citroën C4 y el Renault Mégane.

Una estrategia de Brasil que no significa que también pueda ser exitosa en la Argentina; por eso el Vectra es exitoso o no dependiendo de con cuál se lo compara y de su ubicación en el mercado. General Motors renueva la línea Vectra presentando una moderna y atractiva apariencia externa, con el «ADN» global de Chevrolet. Incorpora nuevos faros, paragolpes y parrilla, nuevos emblemas de la marca en el frente y el baúl del vehículo, luz de giro incorporada en espejos exteriores, nuevas llantas y molduras laterales que junto con las barras cromadas en las ventanas le con- fieren un atractivo estilo.

Además, agrega nuevos tapizados, radio con bluetooth, SD Card, CD, MP3 y entrada auxiliar frontal para dispositivo de audio portátil, nuevo instrumental y espacios portaobjetos en las puertas y consola central que lo hacen más confortable y funcional.

Versiones

El Vectra se comercializa en dos carrocerías, 4 y 5 puertas (GT), con tres niveles de equipamiento GLS, CD y CD AT. La versión GLS del GT cuenta con una motorización naftera 2.0 L 8 V de 122 CV a 5.600 rpm, mientras el resto de la gama ofrece el impulsor naftero 2.4 L 16 V que desarrolla una potencia de 146 CV a 5.200 rpm.

Ambas carrocerías tienen una versión equipada con caja automática de 4 velocidades. Su equipamiento de serie, en materia de confort, presenta aire acondicionado con climatizador electrónico, pack eléctrico full, columna de dirección regulable en altura y profundidad, computadora de a bordo (4 puertas), volante de cuero con comando de audio (4 puertas) y cierre centralizado con control remoto de puertas, baúl y tanque de combustible.

Las versiones CD y CD AT agregan tapizados de cuero, llantas de aluminio de 17", sensor de lluvia y, en el caso del 4 puertas, techo solar eléctrico.

En seguridad, cuenta con doble airbag frontal, frenos ABS con EBD (distribución electrónica de frenado), faros antiniebla, inmovilizador de motor, pedales colapsables, cierre automático de puertas en rodaje y cinturones de seguridad delanteros con regulación en altura de tres puntos con pretensionador y traseros retráctiles de tres puntos.

Además, las versiones CD y CD AT del 4 puertas suman airbags laterales, pero continúan sin ofrecer los controles de tracción y de estabilidad que brinda de serie en otros países. En la Argentina ni siquiera se ofrecen en forma opcional.

Por otra parte, es necesario que el gobierno entienda que reduciendo las altas cargas impositivas que tienen los automóviles (alrededor del 45 % por ciento del precio del auto es impuesto) sería una buena desición para exigirle a las marcas ofrecer el mismo nivel de seguridad que tiene los vehículos en los países más desarrollados.

La garantía es de tres años o 100.000 km y la nueva línea está disponible en cinco colores: Azul Asthenes, Plata Polaris, Beige Artio, Rojo Chardon y Negro Nothura.

Dejá tu comentario