Zonceras y Sandeces

Edición Impresa

«¿Cuál es nuestra seguridad con estas vedettes, que son más putas que vedettes, que se atreven a hablar de derechos humanos cuando bailaron y se acostaron con todos los represores?», lanzó la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, sumándose a la polémica por los dichos sobre la pena de muerte de Susana Giménez.

- «Si perdemos, entregaremos el Gobierno y que siga gobernando Cobos», afirmó fantasioso Emilio Pérsico, dirigente del Movimiento Evita y secretario de Organizaciones Sociales del PJ, enojando a todos al profetizar una salida anticipada del poder de los Kirchner si llegan a perder las elecciones. Al día siguiente, el piquetero estatizado aclaró: «Cobos no tendría que ser ni vicepresidente».

- «Si Monzón se llega a levantar de la tumba, a Narváez (campeón mundial) lo caga a patadas en el culo». Rodrigo «la Hiena» Barrios.

-¿Cuándo descubrió que era peronista?, le preguntaron a Francisco de Narváez en un reportaje en Debate. Respuesta: «En el colegio, porque era muy quilombero».

- «Por primera vez un hombre me hace sentir segura». Despechada, Araceli González en Gente, hablando a favor de su novio Fabián Mazzei y dedicado a Suar.

- «¿Te parece que no hay que tener mano dura con lo que está pasando? Hay que tener la mano re-dura», dijo Susana Giménez a su regreso de Punta del Este, abonando más la polémica por la inseguridad. También propuso el retorno del servicio militar obligatorio.

- «En los días álgidos de la lucha con el campo, Cristina habló desde El Calafate vestida de Cardón. Y Llambías y otros dirigentes le contestaban vestidos de Cardón». Gabo Nazar, el dueño de Cardón, en Noticias.

- «¿Adicto al trabajo? Era una especie de workaholic. No hice terapia, lo hablé con el perro y contestó que sí. Así que lo asumo». Marley, en Papa-razzi. También habló en Gente: «Entre mis despistes más memorables está cuando confundí el Día de la Raza con el Día del Animal, o cuando pensé que las rabas eran un vegetal. Otra cosa: nunca aprendí a diferenciar cuáles son las cejas y cuáles las pestañas».

- «La homosexualidad es pecado. Lo dice la Biblia». El central de la Juventus Nicola Legrottaglie otra vez desató una polémica con sus ideas ultraconservadoras, plasmadas ahora en una autobiografía. Hace un tiempo, unas declaraciones suyas diciendo que Israel estaba «pagando las consecuencias de haber ofendido a Dios después de haber sido el pueblo elegido» también provocaron una dura reacción de la opinión pública hasta el punto de que se vio obligado a rectificar.

- «Un día mi mamá me dijo: 'Hija, por Dios, cada vez te está costando más sacarte a Serena antes de salir del canal'. ¡Pasé semanas enteras llorando por culpa de ella! Se me había acostumbrado el cuerpo...» Exagerada, la actriz Isabel Macedo, en Gente, hablando del personaje de villana que interpretó en la última novela de Telefé.

- «Tengo dos televisores viejos porque estoy en contra del plasma», dijo Natalia Oreiro, y la periodista le preguntó si era porque estaba en contra de la sociedad de consumo. «¡No! Porque salimos todos muy caderones», respondió en la revista Miradas. También aseguró: «No creo ser más actriz si hago teatro. Me aburre hacer durante tres meses la misma escena».
- «No sé si se puede establecer algún paralelismo entre la literatura de Cortázar y mi arte, sólo que somos los dos genios...» Modesta, Marta Minujín, en Debate.

- «El sentido de la vida es vivir apasionado, aun cuando sea dolorosamente apasionado. ¿Qué sentido tiene comer locro y que no te haga mal?». Antonio Tarragó Ros, en Noticias.

- «Para nosotros, las acusaciones que se nos imputan en el juicio son una medalla de honor que llevamos con orgullo». Así respondieron cinco detenidos en la cárcel de Guantánamo, acusados de planificar los ataques a las Torres Gemelas en EE.UU. Se declararon «terroristas hasta la médula».

Dejá tu comentario