Sciorra declaró que Weinstein la violó

Espectáculos

Si bien el presunto hecho prescribió, la fiscalía lo sumará a denuncias sobre casos más recientes.

Nueva York - La actriz de “Los Soprano”, Annabella Sciorra, declaró ayer que la violación que sufrió a manos de Harvey Weinstein en los años 90 la dejó en estado de “convulsión” al testificar en el juicio al ex productor de Hollywood en Nueva York por crímenes sexuales. Sciorra, de 59 años, relató al jurado de la corte penal de Manhattan cómo Weinstein la convirtió en adicta al Valium y la violó una noche de 1993 tras irrumpir violentamente en su departamento de Gramercy Park, en Manhattan, cuando ella le abrió la puerta en camisón.

“Fue tan desagradable que mi cuerpo comenzó a temblar de una manera muy inusual. Ni siquiera sabía lo que estaba ocurriendo”, dijo, subiendo los brazos y sujetándose las muñecas para mostrar al jurado cómo fue que Weinstein, tres veces más pesado que ella, la dominó. “Me empujó a la cama. Se me subió encima y me violó. Puso su pene dentro de mi vagina y me violó”, dijo. “¿Dijo alguna cosa?”, le preguntó la fiscal Joan Illuzzi-Orbon. “Dijo ‘Mis tiempos son perfectos’”, respondió Sciorra, secándose las lágrimas. Contó que luego el acusado le dijo “Esto es para ti” y le practicó sexo oral contra su voluntad.

Sciorra dijo que la violación la dejó traumatizada y deprimida, y que comenzó a consumir grandes cantidades de alcohol y a cortarse a sí misma durante un par de años. Contó que el acusado intentó luego entrar una vez a su habitación de hotel en Londres, pero ella no se lo permitió. Y luego a su habitación de hotel durante el festival de Cannes en 1997, cuando apareció en la noche en ropa interior con una botella de aceite para bebé en la mano. Ella llamó al personal, “y él se fue”, dijo.

Durante años Sciorra dijo que guardó el secreto. “Quería pretender que nunca sucedió. En esos tiempos yo pensaba que una violación era algo que te sucedía en un callejón, por parte de alguien que no conoces”. La actriz dijo que estaba demasiado asustada como para llamar a la policía, y que recién contó su historia en octubre de 2017 al periodista Ronan Farrow de “The New Yorker”. La actriz agregó que meses antes fue contactada por un supuesto periodista que ella cree trabajaba para Weinstein. “Temía por mi vida”, afirmó. Weinstein, de 67 años, es acusado de practicar sexo oral a la exasistente de producción Mimi Haleyi contra su voluntad en 2006 y de violar a la actriz Jessica Mann en 2013. La fiscalía espera que el testimonio de Sciorra ayude a convencer al jurado de que el acusado es un depredador sexual. Su presunta violación ocurrió hace tanto que el delito ha prescrito. Weinstein se declaró inocente y aseguró que todas sus relaciones fueron consensuadas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario