En qué invertir el aguinaldo: opciones para ganarle a la inflación y al dólar

Finanzas

En el cierre del primer semestre del año, el cobro del aguinaldo empieza a estar en mente de los inversores que se anticipan a analizar las alternativas que brinda el mercado de capitales.

En el cierre del primer semestre del año, el cobro del aguinaldo empieza a estar en mente de los inversores que se anticipan a analizar las alternativas que brinda el mercado de capitales.

Sea cual fuera el destino que le quieran dar, este ingreso extra abre un universo de posibilidades que nuestros clientes pueden optimizar tomando decisiones inteligentes. Ya sea destinándolo a un posible gasto a corto o mediano plazo, o puntualmente a un ahorro genuino.

En el caso que el inversor planee algún gasto puntual o una serie de estos en el corto plazo, sugerimos suscribir dicho excedente en nuestro Fondo Balanz Ahorro. Esta opción es ideal para aquellos que tienen previsto una inversión similar a un plazo fijo. El fondo en cuestión rinde el equivalente a una tasa BADLAR (tasa de referencia de los depósitos a plazo fijos bancarios) pero con la ventaja de poder rescatar, ya sea total o parcialmente, el saldo sin estar sujetos a un determinado vencimiento.

Por otro lado, para aquellos que estén planificando un gasto en un mediano plazo y quieran tomar cierta cobertura teniendo en cuenta el reciente dato inflación del 6% para el mes de abril y lo que se espera para los próximos meses, recomendamos lo hagan a través de nuestro Fondo Balanz Inflation Linked. El mismo invierte un 58% en Letras del Tesoro que ajustan por CER de corta duración y Bonos CER Soberanos en un 30%. A través de esta estrategia, el inversor logrará obtener rendimientos similares o superiores a la tasa de inflación.

El mínimo de inversión para ambas estrategias de fondos comunes de inversión es de tan solo 1.000 pesos.

Ahora bien, para aquellos que estén buscando destinar este sueldo extra a moneda dura y evitar el riesgo devaluatorio podrán hacerlo accediendo al dólar financiero o directamente posicionándose en bonos corporativos argentinos en dólares. Lo más atractivo de estos instrumentos, es que uno puede adquirirlos tanto en pesos como en dólares y el flujo futuro es cobrado en dólares. Es decir, tanto el pago de los intereses como la devolución de capital son cobrados en la divisa norteamericana. Esto los convierte, en una gran herramienta de dolarización para quienes poseen pesos disponibles y de resguardo de capital en moneda dura al ofrecer un flujo certero respaldado por créditos de buena calificación.

Hoy en día vemos un universo de oportunidades en la parte corta y media de la curva de bonos corporativos Destacamos en primer lugar, el bono de Pan American Energy 2027 y Arcor 2023 para aquellos perfiles más conservadores con rendimientos entorno al 4,5%. Luego, para perfiles moderados, sugerimos tomar posición en créditos como Pampa 2023 con rendimientos cercanos al 6%. Por último, para quienes tengan menos aversión al riesgo, recomendamos el bono de IRSA 2023 o YPF 2024 con rendimientos del 9% y 11% respectivamente.

En general las alternativas de bonos corporativos mencionadas tienen láminas mininas de inversión de 1.000 nominales. Que equivalente aproximadamente a 1.000 dólares o 200.000 pesos.

Otra estrategia de inversión para darle destino al aguinaldo en este contexto sería invertir en CEDEARS. Los mismos, son instrumentos de renta variable que representan acciones de compañías que cotizan en el extranjero. Lo más interesante, es la cobertura que brindan estos instrumentos al seguir las fluctuaciones de la cotización del dólar contado con liquidación. Es una alternativa ideal y súper accesible para aquellos clientes que deseen posicionarse en acciones evitando el riesgo local en un amplio universo de alternativas que ha ganado un increíble volumen de negociación en el último tiempo.

Desde Balanz, estamos muy activos recomendado estos instrumentos. De hecho, hemos puesto a disposición de nuestros inversores nuestros “Packs de CEDEARS” que básicamente son estrategias diseñadas por nuestros especialistas en función de sectores donde encontramos valor. Los mismos se encuentran disponibles tanto en nuestra App como en nuestra plataforma web. Hoy en día ya hemos lanzado 17 estrategias distintas.

Actualmente dado el contexto de alta incertidumbre y volatilidad con una inflación alcanzando niveles récord y el inicio del ciclo de suba de tasas por parte de la Fed como contrapartida, destacamos el pack de Compañías que Distribuyen Dividendos. Un aumento en la suba de tasas al igual que un escenario inflacionario es favorable para las compañías de Valor. Las empresas que reparten dividendos suelen ser estables y maduras, con crecimiento sostenido. Esto genera una mayor previsibilidad y menor volatilidad en tiempos difíciles para el mercado. Dentro de esta estrategia encontramos compañías como Coca-Cola, Exxon, Procter & Gamble y Altria.

Otro pack que consideramos interesante dado el momento es nuestro pack de ETFs de Renta Variable. El mismo esta compuesto casi en un 70% por el DIA (Dow Jones) y SPY (S&P 500). Ambos, replican dos de los índices bursátiles más grandes del mercado americano. Dada la fuerte corrección que estamos viendo, puede ser una buena alternativa de entrada para determinados perfiles.

En conclusión, el cobro del aguinaldo siempre genera inquietud y consultas por parte de nuestros clientes. Existen variadas alternativas en el mercado en poder de los inversores para poder darle destino a ese excedente de manera inteligente. Nuestro principal objetivo, cómo especialistas en valor, es ordenar la oferta de productos en función de las necesidades del cliente, siempre considerando su perfil y el horizonte de inversión del mismo.

Por Nicolás Lo Valvo, Analyst of Investment Ideas Balanz

Dejá tu comentario