Alarmante teoría sobre las criptomonedas de uno de los bancos más grandes del mundo

Finanzas

Según sus propios cálculos, el 0,1% de la riqueza de los hogares del Reino Unido está invertida en criptomonedas y calcula que un británico tiene en promedio $300 libras esterlinas invertidas en criptomonedas.

El vicegobernador del Banco de Inglaterra, Jon Cunliffe, advirtió por el rápido crecimiento de las criptomonedas e instó a los reguladores a crear normas para ordenar el funcionamiento y la cotización de esos activos. Al mismo tiempo, habló sobre los peligros que ocasionan las monedas digitales a escala global.

Al día de hoy, 9,8 millones de británicos ya adquirieron monedas digitales y exchanges de compraventa de activos digitales como Coinbase ya tienen más de 100.000 usuarios activos en todo el país, de acuerdo a un informe de CyberCrew. Esta cifra preocupa a los banqueros ingleses y Cunliffe dijo que la rápida adopción de las criptomonedas en el país representa "un peligro para el sistema financiero tradicional".

Según sus propios cálculos, el 0,1% de la riqueza de los hogares del Reino Unido está invertida en criptomonedas y calcula que un británico tiene en promedio $300 libras esterlinas invertidas en criptomonedas.

"Las criptomonedas están creciendo muy rápido y su precio puede variar considerablemente y teórica o prácticamente podrían caer a cero. Si el valor de las criptomonedas cae de manera repentina, podría tener un efecto en cadena. Y los bancos deberán estar preparados para contener esos riesgos y a los británicos", sostuvo el vicegobernador del Banco de Inglaterra en declaraciones públicas.

"El punto que nos preocupa es cómo y cuándo se integrarán las criptomonedas en el sistema financiero cuando llegue una gran corrección de precios. Esto realmente podría afectar a otros mercados y a los actores financieros", argumentó Cunliffe.

El vicegobernador del Banco de Inglaterra afirmó que el sector bancario está preparando nuevos estándares y regulaciones para frenar la adopción y expansión de las criptomonedas en el país. "Necesitamos arremangarnos y seguir adelante para que cuando esto se convierta en un problema mucho mayor, en realidad tengamos el marco regulatorio para contener los riesgos", advirtió Cunliffe.

“Su precio puede variar considerablemente y, en teoría o en la práctica, podría caer a cero”, concluyó contundente.

Dejá tu comentario